Nuevo misil intercontinental ruso estará operativo en 2020

misil

Moscú, 18 dic (PL) El jefe de las Tropas de Misiles Estratégicos (TME) de Rusia, coronel general Serguei Kararakáyev, dijo hoy que el nuevo cohete intercontinental pesado de tipo Sarmat, alimentado por propelente líquido, estará en la dotación del Ejército antes de 2020.

La nueva arma reemplazará al más potente proyectil intercontinental ruso, el Voevoda (SS-18 Satán según la OTAN) de una masa de despegue de 100 toneladas, y es desarrollado por un grupo corporativo con el centro coheteril Makeev al frente, sostuvo Karakáyev.

Esperamos recibir entre 2018-20020 un nuevo sistema de misiles con características cualitativamente nuevas que no son inferiores a las de su predecesor (el Voevoda), afirmó el alto oficial miitar citado por RIA Novosti.

Karakáyev resaltó que el Sarmat, basado en silos, dispondrá de nuevos medios que le permitirán rebasar las defensas antimisiles (DAM) enemigas.

Medios de prensa rusos coinciden en señalar entre esas ventajas las mayores posibilidades energéticas del combustible líquido, que aportan más diversidad y eficacia en la aspiración de contrarrestar la DAM global, según Karakáyev.

Los Voevoda llevan instalado un viejo dispositivo de evasión pasiva de la DAM, mientras que el Sarmat contará con otros activos, capaces de “cegar” mediante emisiones electromagnéticas a las ojivas de los proyectiles antimisiles, añaden las fuentes.

Ese tipo de medios de evasión ya están presentes en los más avanzados cohetes rusos basados en tierra (Yars y Tópol-M) y en los navales (Bulavá), de acuerdo con publicaciones especializadas en temas militares.

Sin embargo, a diferencia de todos esos nuevos proyectiles activos en el servicio operacional de las TME, los Sarmat no emplean propelente sólido.

Una prueba exitosa del prototipo de ese nuevo cohete balístico intercontinental se realizó con éxito el 24 de octubre último desde el polígono de Kapustin Yar, en el sur de la Federación eurasiática.

En esa ocasión el portavoz de las TME, coronel Vadim Koval, informó que el disparo se efectuó desde un lanzador móvil y que la ojiva impactó con gran precisión en el blanco previsto en territorio de la república exsoviética de Kazajstán.

Indicó el vocero que el objetivo de esa prueba era la confirmación de las principales características del prototipo, así como el funcionamiento de los novedosos sistemas y dispositivos instalados en el cohete.

Con antelación, el asesor de Karakáyev, general en retiro Víctor Yesin, había informado que antes de fines de 2012 comenzaría la producción del nuevo misil balístico intercontinental que deberá sustituir a los Voevoda.

Como su antecesor, su masa de despegue superará las 100 toneladas de peso, aclaró el oficial.

Comentarios con Facebook