LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Odas en azul prusiano para homenajear a Alicia Alonso

alicia

La Habana, 18 dic (PL) Alicia Alonso vuelve a convertirse en Giselle: el pelo suelto, las manos al aire en el paroxismo de la locura, esta vez fuera del escenario asoma hoy su baile en el lienzo del pintor cubano Jesús Lara.

La exposición Odas en azul prusiano, inaugurada este miércoles en el habanero Hotel Habana Libre, acoge esta pieza que rinde homenaje a la prima ballerina assoluta, a tan solo tres días de su cumpleaños.

Precisamente, ofrecer un tributo a la creadora del Ballet Nacional de Cuba reunió en este proyecto diversas manifestaciones como artes plásticas, poesía, danza y teatro, explicó Lara.

“Aunque trabajo desde la miniatura hasta la pintura mural, escogí los cuadros de gran formato porque la envergadura emocional lo demandaba, no podía condensar demasiado sin sacrificar partes esenciales”, agregó.

Odas Alicia es una pieza descomunal, rellenar a carboncillo y tiza policromada una superficie de casi tres metros cuadrados requirió más de siete mil trazos, precisó Lara.

En las obras, el artista utilizó materiales de desecho, medicamentos como el azul de metileno, pasta dental, acuarelas infantiles, carboncillo, acrílico y tizas policromadas.

La exposición da continuidad a una muestra anterior, Supremacía del éxtasis, realizada en 2010 también para rendir homenaje a Alicia Alonso.

Además de la obra plástica, Lara llevó a la música los poemas de su libro Alicia y las odas prusianas, con la colaboración del pianista cubano Aldo López Gavilán y las cantantes líricas Yenet Cruz y Maylú Hernández.

Precisamente este año, se cumple el aniversario 70 del debut de Alicia Alonso en Giselle y dicen que ese día, pocos podían apartar la vista de su grácil cuerpo enfundado en azul prusia y luego, apenas humana, en el vaporoso blanco de las Willis.

Comentarios con Facebook