Senado de EE.UU. debate Ley de Autorización de Defensa

Senado EUA

Washington, 18 dic (PL) El Senado de Estados Unidos debatirá hoy el proyecto de ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA), el cual debe ser aprobado sin mayores contratiempos, tras el visto bueno dado por la Cámara de Representantes la semana anterior.

El presidente del Comité de Servicios Armados de la Cámara alta, Carl Levin (demócrata por Michigan) se mostró optimista sobre el avance de la iniciativa y el alcance de los 60 votos necesarios (de 100), para que luego pase a la firma del presidente Barack Obama y se convierta en ley.

La aprobación este martes del acuerdo sobre presupuesto con el respaldo de 67 senadores significó para algunos que demócratas y republicanos intentan dejar atrás el sostenido obstruccionismo que caracterizó a la actual legislatura, la 113, comentó el diario The Hill, enfocado en temas del Capitolio.

Ninguno de los 55 senadores demócratas han sugerido un voto en contra del proyecto de la ley de Defensa y al menos cuatro republicanos manifestaron públicamente que lo acompañarán: James Inhofe (Oklahoma), John McCain (Arizona), Kelly Ayotte (New Hampshire) y Roger Wicker (Mississippi), todos miembros del Comité de Servicios Armados, indicó el rotativo.

Entre las principales disposiciones de la NDAA, acordadas por los comités de defensa de ambos hemiciclos, se encuentra un modesto aumento de sueldo para los efectivos de las Fuerzas Armadas.

De igual forma, el texto destina fondos para el mantenimiento de la cárcel en la base naval de Guantánamo, Cuba, donde se mantienen recluidos 160 sospechosos de la guerra contra el terrorismo, muchos de ellos sin cargos formales tras varios años prisioneros.

No obstante, una disposición de la NDAA otorgaría al Ejecutivo más facultades para trasladar a otros países detenidos en el reclusorio que Washington abrió hace más de una década en el territorio que mantiene en contra de la voluntad del pueblo y Gobierno cubano.

Tal punto del proyecto pone en entredicho la promesa del presidente Barack Obama en su primer año de gobierno de cerrar la prisión, lugar calificado por organizaciones internacionales, personalidades políticas y juristas como un agujero negro en materia de derechos humanos.

Asimismo, la medida introducirá algunos cambios en las políticas del estamento castrense para tratar de reducir el creciente flagelo de las agresiones sexuales en sus filas.

Dicta la iniciativa que los oficiales superiores se mantengan al margen de las decisiones sobre delitos de corte sexual, amplía los fondos para los programas de rehabilitación de las víctimas y promulga medidas para evitar que ocurran represalias contra quienes denuncien crímenes de este tipo.

La medida es valorada como el más importante cambio ocurrido en años en la ley que penaliza las agresiones sexuales en las Fuerzas Armadas, en medio del escándalo por el creciente número de acosos en el Ejército.

Durante los nueve primeros meses del pasado año fiscal (de octubre a septiembre) se registraron más de tres mil 500 denuncias de agresión sexual, un aumento de casi 50 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, de acuerdo con cifras oficiales.

Comentarios con Facebook