Cazadores ilegales matan unos mil rinocerontes en Sudáfrica

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pretoria, 19 dic (PL) Sudáfrica perdió casi mil rinocerontes este año debido a un aumento de la caza furtiva en su territorio derivada de un alza de la demanda de cuernos en el mercado ilícito internacional, alertó hoy un informe institucional.

El número total de paquidermos cazados de forma ilegal en este país desde enero de 2013 llegó en diciembre a 946, precisó un comunicado del Ministerio del Medio Ambiente.

La demanda sobre todo en Asia de las astas de rinoceronte, apreciadas como un símbolo de estatus económico y erróneamente como bálsamo afrodisíaco, ha causado un repunte de la matanza de estos animales.

En el año 2007 solo se reportaron 13 rinocerontes cazados ilegítimamente en Sudáfrica, pero desde entonces las cifras han aumentado exponencialmente, comparó el reporte ministerial.

Las estadísticas de 2012 registraron 668 grandes mamíferos muertos, por lo que 2013 ya se convirtió en la etapa más mortífera para los rinocerontes africanos.

El Ministerio del Medio Ambiente informó además que un total de 330 detenciones relacionadas con la cacería ilegal se han efectuado durante los últimos 11 meses.

Sofisticadas organizaciones criminales transnacionales están usando el método de disparar desde helicópteros contra los animales, y luego envían la localización del cuadrúpedo caído a otros grupos que se encargan de cortar los cuernos.

Un estudio de la Universidad North West reflejó que alrededor de 300 cazadores furtivos vienen cada año a Sudáfrica, país que contiene el 80 por ciento de la población mundial de estos animales, unos 25 mil.

También grupos terroristas africanos utilizan la cacería ilegal de animales salvajes para financiar sus operaciones, comprar armas y adquirir otros pertrechos militares, alertó una organización ecologista del continente.

El foro Elephant Action League (EAL) recordó que los cuernos de rinocerontes y el marfil extraído de los incisivos de elefantes se venden en algunas regiones de Asia a mayor precio que el oro o la cocaína del mercado negro.

Una investigación que EAL titula The White Gold of Jihad (el oro blanco de la Jihad) asegura que 40 por ciento de los capitales ilícitos que manejan bandas como Al-Shabaab proviene de la caza furtiva en las praderas africanas.

Comentarios con Facebook