Inmigrantes protestan en centro de detención en afueras de Roma

protestas-roma

Roma, 22 dic (PL) Cuatro inmigrantes tunecinos e igual número de marroquíes se cosieron la boca hoy en un centro de acogida de indocumentados en las afueras de esta capital en protesta por su permanencia allí por 18 meses y el peligro de repatriación.

Los foráneos desmontaron una fosforera y emplearon hilo de una manta para sellar sus labios, tras lo cual fueron atendidos de inmediato, indicó el diario Corriere della Sera.

De acuerdo con las leyes de esta nación, los inmigrantes pueden ser retenidos hasta un año y medio en los referidos centros y ser devueltos a sus respectivos países de origen.

En una protesta en febrero pasado en el mismo lugar de acogida, situado en la barriada romana de Ponte Galleria, fueron incendiados colchones y algunos agentes atacados por los extranjeros, enojados por sus inhumanas condiciones de detención.

Un vídeo difundido recientemente por la cadena pública RAI2 mostró como decenas de inmigrantes de origen africano son puestos en línea y obligados a desnudarse para ser fumigados en medio del frío en un centro de detención en la sureña isla de Lampedusa.

Tal material fílmico causó conmoción dentro de esta nación y en la Unión Europea (UE), a lo que siguió una investigación de ese caso.

Lampedusa se volvió foco de atención de la UE, luego que el pasado 3 de octubre una embarcación con más de 500 personas a bordo naufragó cerca de las costas de esa isla con saldo de 366 muertos, quienes solo al ser enterrados recibieron ciudadanía italiana.

Muchos de los 155 inmigrantes sobrevivientes de la citada catástrofe ahora enfrentan el peligro de ser repatriados a sus naciones, pese a que muchos en Europa se pronunciaron en su momento por humanizar el tratamiento de éstos.

En ese sentido, el diputado Khalid Chaouki, del gobernante Partido Democrático y de origen marroquí, consideró un lugar indigno al centro de Lampedusa y mostró fotos de esa instalación en su cuenta twitter.

Comentarios con Facebook