FALTA INTELIGENCIA MILITAR

guillermo robles
Por Guillermo Robles Ramírez

Una semana antes a la fecha de navidad se han escuchado en la ciudad de Saltillo, Coahuila, como es igualmente en el resto de los municipios del Estado, las escandalosas fiestas propias de esta época y tener que soportar a los desafinados artistas frustrados cantando en éstos modernos karaoke que no siendo suficiente los gritos y aullidos de estos “artistas” fracasados, todavía le suben más al volumen hasta altas horas de la noche y gran parte de la madrugada. Pero el cierre con broche de oro son los estruendos de los cohetes de botellas, los petardos y todo aquellos fuegos artificiales prohibidos ya están a la venta de manera clandestina. Pese a que se ha prohibido la venta de fuegos pirotécnicos tipo caseros, éstos se siguen haciendo porque entre más grandes y peligrosos resulten mayor demanda tienen, incentivando a la venta ilegal de explosivos.

Las campañas publicitarias por parte de las autoridades no han logrado penetrar en la conciencia de los ciudadanos en el peligro en el que se exponen ya que la mayor cantidad de accidentes que sucede durante ésta época son incendios, muertes, heridos, y hasta la pérdida de algunos de sus miembros.

No hace falta leer los periódicos para darnos cuenta que su venta clandestina se sigue practicando sin tan solo basta estar escuchándolos antes de las celebración dela Nochebuenay Navidad.

Solo es suficiente el susto que tienen  los coahuilenses con los estallidos de las armas de fuego durante los enfrentamientos del crimen organizado, que en su primera detonación nos hace dudar si se trata de otro hecho violento de seguridad o de un “juego pirotécnico”.

Aunque la venta de fuegos pirotécnicos caseros fueron prohibidos en toda la república por parte dela SEDENA, y también su restricción  para los establecimientos autorizados, es muy difícil lograr el control de éste, pues quedó demostrada la venta no solo en Saltillo, sino también se escucha previo a las fiestas decembrnas  en Ramos Arizpe, Torreón, Monclova y en el resto de los 33 municipios.

La sociedad sigue siendo ciega y sorda a cuanta campaña de prevención de juegos pirotécnicos sin importarle si se trata de un aviso por parte de las autoridades federales o estatales, quedando demostrado que solamente con la macana entra la cultura.

Su compra clandestina y el control de la venta de la pólvora por parte dela SEDENAno solamente afecta la economía en entidades donde se sabe que se trabaja éste tipo de productos explosivos de manera artesanal, como también en la “capital de la pirotecnia”, en Tultepec, ciudad donde se fabrica el ochenta por ciento de los cohetes consumidos en el país, siendo afectadas sus ventas por la crisis económica, es más que obvio que la gente recurrirá al clandestinaje.

El involucramiento de toda la sociedad, medios de comunicación, autoridades estatales y federales, tiene que ser mayor para poder lograr la concientización y sobre todo el Ejército Mexicano  tendrá que echarle otra piedrita más a su tan pesado compromiso social, teniendo que combatir el problema desde otro ángulo de la ciudadanía como sería pláticas de prevención a las escuelas de educación básica y media. Pero esto ya será hasta el próximo año porque el hubiera no existe y el problema ya está encima.

Lo que es ésta semana por la celebración dela Noche Buena, va ser solamente una prueba mínima para lo que se espera para la celebración del inicio del año 2014; en donde esperemos que no surjan accidentes que lamentar porque cada año se incrementa más la venta de los productos piratas, dándole un golpe más fuerte a la economía de los artesanos de la pirotecnia, así como aquellas comunidades que dependen de ello como parte de la cadena en la fabricación y comercialización.

Las leyes y las normativas siempre han estado ahí, en donde se prohíbe  el almacenaje en el hogar, la venta, o cualquier tipo de comercialización de explosivos caseros llámese juegos pirotécnicos o como le quieran llamar pero que están regulados dentro de la constitución mexicana, no le falta nada, sino únicamente la logística e inteligencia militar para echarla andar a nuevos puntos de la república, pues su venta ya no es única en unas  cuantas entidades del país, sino ha sido extensiva a un incremento en Estados como en Coahuila, Veracruz, Oaxaca y sus principales cabeceras municipales como Saltillo, Torreón y Ramos Arizpe. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013)www.intersip.org

Comentarios con Facebook