Confirman 12 muertos y 130 heridos por atentado en ciudad egipcia

atentado-egipto-241213

El Cairo, 24 dic (PL) La explosión hoy de dos artefactos dinamiteros ante la Dirección de Seguridad en la ciudad norteña egipcia de Mansoura causó la muerte a 12 personas y heridas a 130, confirmaron las autoridades.

Entre los heridos está el jefe del cuerpo, cuyo nombre no aparece en la información disponible hasta el momento sobre el atentado, el más grave desde la defenestración por las Fuerzas Armadas el pasado 3 de julio del presidente Mohamed Morsi.

Acorde con las precisiones disponibles, un estimado de media tonelada de dinamita fue escondida en dos automóviles aparcados cerca del edificio que detonaron casi al unísono.

Un tercer vehículo en el que estaba escondida una cantidad indeterminada de explosivos estaba dispuesto para detonar, pero fue detectado y desarmado, acorde con el gobernador de la provincia Omar El Shawadfy.

El primer ministro interino egipcio, Hazem El Beblawi, describió la acción como “un acto de terrorismo que trata de amedrentar al pueblo y obstruir el mapa de ruta (fijado por los militares tras la deposición del mandatario islamista). Las manos tenebrosas detrás de este acto quieren destruir el futuro de nuestro país”.

Asimismo prometió que “el Estado hará todo lo posible para encontrar a los criminales que ejecutaron, planearon y apoyaron este ataque.

El edificio que sirve de sede al cuerpo sufrió enormes daños debido al atentado, que aún no ha sido reivindicado, pero que se supone es obra de Ansar Beit al Maqdis (Seguidores de Jerusalén), una agrupación islamista radical que declaró la guerra a las autoridades interinas tras la deposición de Morsi.

Varios automóviles que estaban en las cercanías quedaron destruidos y construcciones aledañas sufrieron daños en las fachadas y la rotura de ventanales por la onda expansiva.

La víspera, Ansar Beit al Maqdis difundió a través de las redes sociales un comunicado en el cual exhorta a los soldados y policías egipcios a desertar so pena de morir por ser considerados infieles al servir a un Gobierno secular.

Esa agrupación islamista radical reclamó la autoría del atentado dinamitero contra la sede de la Inteligencia Militar en Ismailia el pasado 19 de octubre en el que murieron seis personas, cinco de ellas militares, y del fallido intento por un hombre bomba contra el ministro del Interior egipcio, Mohamed Ibrahim, el pasado 5 de septiembre en esta capital.

Comentarios con Facebook