Solicita ONU apoyo para reforzar su misión en Sudán del Sur

Press Conference

Naciones Unidas, 24 dic (PL) El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, solicitó a líderes africanos y asiáticos apoyar el reforzamiento de la Misión de Naciones Unidas en Sudán del Sur (Unmiss), ante la escalada de violencia en ese país.

Según una nota de prensa, el funcionario dialogó con representantes de la Unión Africana, los presidentes de Ruanda, Paul Kagame; Malawi, Joyce Banda; y Tanzania, Jakaya Mrisho Kikwete, así como los primeros ministros de Etiopía, Hailemariam Dessalegn; Pakistán, Nawaz Sharif; Bangladesh, Sheikh Hasina; y de Nepal, Khil Raj Regmi.

Ban pidió el respaldo en efectivos militares para elevar la capacidad de la Unmiss de proteger a civiles y promover la búsqueda de una salida política a la crisis sursudanesa, precisó la oficina de su vocero.

La solicitud sigue al anuncio realizado la víspera por el secretario general, de que envió una Carta al Consejo de Seguridad para reforzar la presencia militar de la ONU en la convulsa nación africana, donde el 15 de diciembre estallaron combates entre facciones del Ejército, calificados por el gobierno de intentona golpista.

En la misiva, el alto funcionario requirió la aprobación del Consejo para el fortalecimiento de la Unmiss con unos cinco mil efectivos adicionales a los siete mil actuales, además de helicópteros de ataque y un avión de transporte.

Una parte de las nuevas tropas serían transferidas desde otras misiones de paz, como las de Liberia, Darfur, República Democrática del Congo y Costa de Marfil.

De acuerdo con la Organización, al menos medio millar de personas perdieron la vida y decenas de miles dejaron sus hogares ante el auge de la violencia.

Naciones Unidas demanda el diálogo entre el presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, y sus opositores, en aras de lograr una solución pacífica a la crisis.

Kiir acusa al exvicepresidente Riek Machar -separado de su cargo hace cinco meses- de encabezar la intentona golpista, pero éste niega tal escenario.

Más temprano, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, manifestó preocupación por las “serias y crecientes violaciones de los derechos humanos” que han tenido lugar en los últimos 10 días en el país africano.

La funcionaria llamó a las partes en conflicto a garantizar la protección de los civiles y abstenerse de instigar la violencia étnica, la cual afectó en el pasado a la nación más joven del planeta, que se independizó de Sudán en julio de 2011, pasando a convertirse en el miembro 193 de la ONU.

Por su parte, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios reportó que los combates en la capital Juba y en otros territorios sursudaneses han provocado 81 mil desplazados, de ellos unos 45 mil refugiados en bases de la Unmiss.

Comentarios con Facebook