LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Listo en Nicaragua plan contra incendios forestales

incendio-forestal-2011-04-30-28449

Managua, 26 dic (PL) La Defensa Civil del Ejército de Nicaragua tiene listo el plan para combatir los incendios forestales y agropecuarios durante la época seca de 2014, informó hoy el jefe de esa institución, coronel Rogelio Flores.

Más de dos mil 500 soldados, 15 vehículos pesados y 20 automotores livianos todo terreno están disponibles a nivel nacional, a la vez que se realizaron coordinaciones con brigadistas en las zonas más vulnerables a los siniestros en Masaya, Granada, Chinandega y León, entre otras ciudades y poblados.

Agregó que existen coordinaciones con el Sistema Nacional de Prevención de Desastres y grupos operativos para actuar en situaciones de emergencia.

El militar dijo que las tropas están listas en cada uno de los comandos regionales y los equipos interinstitucionales para actuar inmediatamente en caso de reportarse incendios forestales en estas zonas del país, declaró Flores a Radio La Primerísima.

Expresó que hasta el momento no hay incidentes de quemas relacionados con la época seca, pero se espera que a finales de diciembre se registren los primeros incendios forestales y agropecuarios.

La temporada de estos fuegos se extiende de diciembre a mayo en Nicaragua, pero las autoridades clasifican a enero, febrero y marzo como los más críticos, debido a las altas temperaturas y los fuertes vientos que se presentan.

De acuerdo con estimados del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena), el gobierno de esta nación centroamericana repobló más de 94 mil 400 hectáreas verdes de 2007 a 2012 y registra hoy el 25 por ciento de su territorio nacional cubierto de bosques naturales y plantaciones forestales.

Nicaragua posee alrededor de 3,3 millones de hectáreas de bosques, la mayoría por procesos reproductivos propios de la vegetación, caracterizada por su amplia biodiversidad, añade un reporte de esa institución gubernamental.

El aumento de la masa forestal obedece a la creación de nuevas plantaciones y al manejo de la regeneración natural en los principales sistemas agroforestales, principalmente en zonas degradadas de las cuencas hidrográficas, señala el Marena.

Comentarios con Facebook