Siete por ciento de niños mexicanos carece de acta de nacimiento

acta

México, 27 dic (PL) Un siete por ciento de los niños mexicanos carece hoy de acta de nacimiento, mientras en las zonas rurales hasta un 18 por ciento de los menores permanece sin registro hasta cumplir su primer año de vida.

Un reporte del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), divulgado este viernes por medios locales de prensa, da cuenta del fenómeno, y en particular de la existencia de 172 municipios en el país en los cuales menos de la mitad de los menores tienen su acta de nacimiento antes de cumplir un año.

De acuerdo con el organismo internacional, si bien la tasa de registro oportuno es de 93,4 por ciento, los niños que no tienen su acta de nacimiento deben contar con atención prioritaria, sobre todo en las áreas rurales.

En las zonas urbanas, la inscripción durante el primer año de vida llega al 97,7 por ciento, pero, en el caso de las rurales, hasta uno de cada cinco nacimientos no se registra en ese periodo.

Según la Unicef, los niños que no disponen de acta de nacimiento son reflejo de la desigualdad y las disparidades sociales en un país.

Indicó que esa carencia representa una situación de riesgo cuando los menores son separados de sus familias por situaciones de desastres naturales o conflictos, debido a que la reunificación se dificulta por falta de un documento oficial de identidad.

Al mismo tiempo, recordó que este año México comenzó una campaña en colaboración con el Gobierno federal para el registro oportuno y universal de los nacimientos.

Se trata de aumentar ese trámite en los hospitales y acercar el servicio a las comunidades rurales, indígenas y de migrantes, actividades que se prevé intensificar en 2014 con una estrategia en los medios de comunicación.

A escala mundial, la falta de acta de nacimiento alcanza a uno de cada tres niños, lo que no sólo significa la violación de sus derechos humanos, sino también la negación de acceso a educación, atención de la salud y seguridad social, señaló el organismo.

Entre los más afectados están los infantes de algunos grupos étnicos o religiosos, los que viven en zonas rurales o remotas, los de hogares pobres o los de madres sin instrucción.

Comentarios con Facebook