LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Balance anual negativo para trabajadores peruanos

mario

Lima, 28 dic (PL) El balance laboral de 2013 arroja un resultado negativo para los trabajadores peruanos, según el más importante líder sindical del país, Mario Huamán, quien agregó que las perspectivas para 2014 en este terreno son sombrías.

El secretario general de la Confederación General de Trabajadores (CGTP) señaló que el balance es negativo para los trabajadores y los sectores populares debido a lo que llamó medidas oficiales de retroceso en materia de derechos laborales.

Una de esas medidas, según Huamán, fue la aprobación de un nuevo régimen laboral para los trabajadores de la administración pública con el objetivo oficial de mejorar la calidad y la eficiencia, como condiciones para promociones y mejoras salariales.

Para el sindicalista, sin embargo, la norma elimina derechos esenciales, como advierte la Organización Internacional del Trabajo (OIT), entre ellos, afirmó, los derechos a la libre sindicalización, huelga y a la negociación colectiva de mejoras salariales y de condiciones laborales.

También cuestionó el mantenimiento de regímenes de trabajo especiales, creados por el gobierno neoliberal de Alberto Fujimori (1990-2000) para fomentar las exportaciones y en los que no rigen o son recortados los derechos laborales.

Esos regímenes se aplican en sectores de alto lucro empresarial, como la agroindustria y la industria textil, a lo que se suman mecanismos de sobre-explotación y precarización laboral como la tercerización (cuando el personal pertenece a otra empresa y esta da servicios que en realidad corresponden a empleos permanentes) y otras.

Señaló que el gobierno debe estar al tanto de que tales regímenes son el principal obstáculo para lograr sus objetivos proclamados de inclusión social y el sinceramiento de la economía.

Según Huamán, otro hecho nefasto fue la persistencia de conflictos laborales en el sector privado, principalmente debido a la negativa de empresas extranjeras que operan en condiciones privilegiadas, a respetar los derechos de los trabajadores a la negociación colectiva, la sindicalización y la huelga.

Los abusos patronales, indicó, se han traducido en un total de cinco mil trabajadores despedidos por exigir a sus empleadores que cumplan las leyes.

El líder de la CGTP critica por otra parte la modificación y debilitamiento, bajo presiones patronales, de una Ley de Seguridad y Salud aprobada este año, situación que, según dijo, pone en peligro las vidas de los trabajadores.

En contraste con los altos índices de crecimiento de la economía, “los sueldos y pensiones de jubilación siguen siendo los más bajos de la región, lo que impide el fortalecimiento de la demanda interna”.

Señaló por otra parte que el gobierno ha continuado la política de privatizaciones de sus antecesores, y afirmó que el Ejecutivo la ha aplicado, por ejemplo, en los casos de las empresas estatales de hidrocarburos y puertos.

“Esto propiciará que el destino de nuestro país siga siendo adverso para las mayorías y que las ganancias que se producen en la economía se sigan concentrándose en pocas manos”, apuntó.

Según Huamán, “las familias peruanas seguirán pagando precios altos por servicios y productos que se generan en el país, cuando en el exterior se ofrecen a precios irrisorios, es decir seguiremos subsidiando el bienestar de otras sociedades”.

El dirigente contrastó su visión de la situación laboral y social con las expectativas de cambio que en 2011 caracterizaron el ascenso a la presidencia al presidente Ollanta Humala

Sus proyecciones de ninguna manera son optimistas. “Se nos avecina un 2014 sombrío, lo que amerita seguir luchando para defender nuestro derecho a la justicia social”, señaló al respecto.

Comentarios con Facebook