LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

No caeremos en la trampa de la ultraderecha colombiana que quiere la guerra, afirma Rafael Correa

correa-281213

Quito, 28 dic (PL) El presidente Rafael Correa alertó hoy que las revelaciones sobre la participación de Estados Unidos en el ataque de 2008 contra la guerrilla colombiana en suelo ecuatoriano, puede ser una trampa para boicotear el proceso de paz en el país vecino.

Hay que estar muy atentos, porque esto puede ser una jugarreta de la extrema derecha colombiana, e internacional, para dañar el proceso de paz en Colombia y las relaciones Ecuador-Colombia, advirtió Correa en su acostumbrado informe de labores sabatino, esta vez desde la suroccidental ciudad de Guayaquil.

Según publicó el domingo pasado The Washington Post, Estados Unidos proporcionó a Colombia equipamiento de posicionamiento global (GPS) para determinar la ubicación exacta de los blancos y guiar bombas inteligentes mediante geolocalización hacia los objetivos, aun cuando se encontraran en selvas densas.

El periódico cita en particular el caso del asesinato del dirigente de las FARC Raúl Reyes, vicejefe de la guerrilla, el 1 de marzo de 2008, cuando la Fuerza Aérea colombiana lanzó bombas inteligentes contra un campamento ubicado en territorio ecuatoriano, a una milla de la frontera común.

Tras recalcar este sábado que la participación de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en el bombardeo en suelo de Ecuador era un secreto a voces, Correa cuestionó el momento en que aparecen las presuntas revelaciones.

Nadie me va a quitar a mí la impresión de que esta es una jugarreta de la extrema derecha colombiana, norteamericana e internacional en general, para boicotear los procesos de paz en Colombia, y las extraordinarias relaciones que en estos momentos tenemos con el gobierno de Juan Manuel Santos, reiteró.

El mandatario ecuatoriano también rechazó las acusaciones de cómplice de las FARC que le endilgó recientemente a través de las redes sociales el expresidente colombiano Álvaro Uribe, bajo cuyo gobierno se realizó el ataque contra territorio ecuatoriano.

Como alguna vez le dije (a Uribe), con todo gusto me pongo ante un detector de mentiras para ver si alguna vez he conocido a alguien de las FARC, dijo Correa, quien a su vez, retó al exmandatario a hacer lo mismo para probar que nunca colaboró con los paramilitares y narcotraficantes de su país.

No olvidar que ese señor era director de aviación en Medellín en época de Pablo Escobar, pero cuando se trata de títeres de la CIA, todo eso hay que ocultarlo, sentenció.

Correa confirmó además que Ecuador pidió explicaciones a Estados Unidos sobre las revelaciones de The Washington Post, pero adelantó que su gobierno actuará con mucho tino para no caer en lo que considera una trampa.

Comentarios con Facebook