LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Consolidan en Nicaragua derecho humano a la educación

educacion

Managua, 28 dic (PL) El anuncio esta semana de que el Banco Central de Nicaragua (BCN) otorgará becas para carrera universitaria trasciende como política de Estado en favor del derecho humano a la educación, avalan autoridades.

Según explicó Ovidio Reyes, gerente general del organismo financiero, el programa pretende formar profesionales con sólidos conocimientos económicos y valores éticos favorables a los intereses de la nación.

La institución rectora de la política monetaria del país concederá 25 becas para 2014 en la especialidad de Ingeniería en Economía y Negocios, la cual será impartida por la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), ubicada en esta capital.

De acuerdo con Reyes, el BCN decidió ubicarse con esa nueva propuesta en la UNI a fin de combinar el bagaje científico-matemático de esa institución académica con toda la sabiduría práctica que el Banco Central puede ofrecer mediante sus expertos.

Estos estudios serán por cinco años y nosotros vamos a garantizar libros, folletos, gastos de matrícula y una mensualidad a cada uno de los becarios, con el objeto de apoyar su manutención, detalló el funcionario.

Las plazas están dirigidas a jóvenes de escasos recursos económicos, pues quienes pueden pagarse sus estudios tienen la opción de ir a universidades privadas, estimó el representante del BCN.

Nicaragua es escenario en los últimos siete años de positivos cambios en el plano educacional, a partir del retorno del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) a la dirección del Ejecutivo en enero de 2007.

La administración del presidente Daniel Ortega rescató el carácter gratuito de la enseñanza pública, coartado por administraciones neoliberales, que durante 16 años ensancharon los rezagos culturales y económicos sobre todo en las zonas rurales.

Evaluaciones de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia, la Cultura (Unesco) reconocen los resultados del gobierno de Ortega en la incorporación de niños y jóvenes en las escuelas, así como los planes de alfabetización y continuidad de estudios para adultos.

Hace varios años especialistas de Cuba brindan asesoría metodológica en los proyectos para erradicar el analfabetismo y asegurar distintas variantes de instrucción a quienes aprenden a leer y escribir con desfase temporal.

A inicios de 2013 esa nación caribeña también respondió positivamente a la petición del Ejecutivo sandinista de cooperar en una investigación acerca de las debilidades del sistema educativo nacional con vistas a su perfeccionamiento.

Las políticas en pro del desarrollo educacional no están circunscritas al ámbito académico, funcionan de manera concatenada con diversos programas contra la pobreza.

Consideraciones del Ministerio de Educación advierten que las condiciones de miseria favorecen la deserción escolar y ubican todavía a no pocas familias en la necesidad de priorizar la búsqueda de ingresos frente a las posibilidades de superación cultural aunque sean gratuitas.

Ello explica la extensión de la merienda escolar, con arroz, frijoles y otros alimentos sin costo alguno, para todos los niños de Primaria en planteles públicos y subvencionados por el Estado, así como el incremento del número de becas financiadas por gestiones del gobierno.

En materia de transformación evolutiva de la enseñanza uno de los proyectos más prometedores radica en el diseño de carreras técnicas de corta duración en el campo y la ciudad, que permitan a los educandos trabajar e ir a clases.

Por orientaciones de Ortega, una comisión especial trabaja en la definición de las propuestas curriculares atendiendo a las metas inscritas en el Plan Nacional de Desarrollo Humano.

“Esto permitirá que el joven no sólo estudie una primaria donde se valide, dignifique y reconozca el valor que tiene la cultura y la producción campesina, sino donde se pueda calificar la experiencia que el joven ya tiene”, precisó Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

“Después del sexto grado muchos muchachos en el campo hasta dejan de estudiar por irse a trabajar”, de allí que el plan es combinar ambas cosas, insistió.

Solo en 2013 el gobierno concedió aquí más de 13 mil becas universitarias y 23 mil 500 para formar técnicos de nivel medio, con la ayuda de financiamientos provenientes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, confirmó Murillo.

Comentarios con Facebook