Acompañado por ancestros en Puebla de Zaragoza

México (PL) Caminar por Puebla de Zaragoza, la capital del estado homónimo mexicano, es ir acompañado por presencias ancestrales que permanecen más allá del tiempo, resguardadas en edificios y calles de épocas pretéritas.

Al pie del volcán Popocatepetl (llamado popularmente como Don Goyo) se encuentra esta ciudad, fundada el 16 de abril 1531, la cual, según una leyenda, fue trazada por ángeles.

En sus orígenes coloniales estaba ubicada lejos de los asentamientos indígenas y únicamente podían vivir aquí los españoles, de acuerdo con una disposición del rey Carlos V.

La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró en 1987 a la ciudad como Patrimonio Cultural de la Humanidad en reconocimiento a sus valores históricos, culturales y tradicionales.

Varios estilos como el barroco, el renacentista y el clásico están representados aquí en más de cinco mil edificios, algunos de los cuales fueron dañados por el terremoto de 1999, aunque una parte de estos ya están restaurados.

Esa riqueza de su arquitectura la convierte en la segunda urbe con más construcciones históricas en Latinoamérica, sólo después de Cuzco, en Perú.

De sus instalaciones coloniales, la más impresionante es la Catedral, que tiene la prerrogativa de ser la primera iglesia suntuosa levantada en América por los conquistadores europeos. Su edificación se inició en 1575 y fue consagrada en 1649.

Con sus dos torres de más de 70 metros de altura cada una, fue la iglesia más alta de las construidas en las colonias de España.

Igualmente impresionante es la Capilla del Rosario, una muestra del estilo barroco novohispano del siglo XVII, que posee una gran parte de sus altares interiores y ornamentos cubierta de oro.

Al recorrer su Centro Histórico, el sitio originario de la ciudad, se aprecian asimismo otras vetustas obras, como iglesias, monasterios, palacios y monumentos.

En su Zócalo se encuentran la Catedral, el Palacio Municipal, el museo Casa del Dean, la Casa de los Muñecos, el templo San Francisco, el mercado Victoria y el teatro Principal, entre otros llamativos inmuebles.

Su estatua más apreciada es la del Arcángel Miguel, situada en una fuente inaugurada en el 1777.

Otra de sus riquezas históricas son los fuertes de Loreto y Guadalupe, escenarios de la Batalla del 5 de mayo de 1862, donde el ejército mexicano venció al invasor francés.

Este territorio también fue sede de las poblaciones prehispánicas de Cantona y Cholula, sitios de una gran importancia arqueológica.

Al andar por Puebla de Zaragoza, Ciudad Patrimonial, visitada por unos cinco millones 500 mil personas en 2012, orgullo de los casi seis millones de habitantes que tiene su estado, se reviven así esos antaños pasajes felices y tristes que forjaron al México actual.

Deja tu comentario