NERVIOSISMO COMO DIVERSION

guillermo robles
Por Guillermo Robles Ramírez

Somos una mezcla de culturas que muchas veces es difícil diferenciar cuál pertenece a cada una pero los usos y costumbres hay veces que los convierten como propias. Por mencionar un ejemplo el origen de los fuegos artificiales se lo atribuimos a los Chinos porque fue ahí la invención de la pólvora y  como los juegos pirotécnicos utilizados en días festivos o celebraciones culturales.

Hay quienes consideran que la pirotecnia no le pertenece al país como parte de nuestra cultura, sin embargo contrario a lo que se piensa se adoptó en México, como parte de nuestras costumbres en épocas decembrinas, gracias a  la misma celebración globalizada pero sobre todo a la colonización de los españoles quienes trajeron entre muchas cosas el uso de la pólvora no solamente para el combate sino también como una manera de entretenimiento; y con el tiempo se fueron fusionando entre celebraciones prehispánicas, pero no fue hasta en el silgo XIX donde se tiene registro que en las posadas llevadas a cabo dentro de los hogares de las diferentes clases sociales comenzaron con el uso de la pirotecnia hasta convertirse en una actividad regulada porla Ley Federalde Armas de fuegos y Explosivos durante el período de Luis Echeverría Álvarez convirtiéndolo en un trabajo artesanal lícita y legal pero siempre supervisada porla Secretaríadela Defensa Nacional.

Es en ésta temporada del año navideño y año nuevo como parte de los festejos el uso de fuegos artificiales, por la emoción y alegría que causa al ver sus coloridos que destellan.

Sin embargo con el tiempo no falta el ingenioso que por alguna razón deformó el verdadero concepto de los juegos artificiales en donde su propósito de entretener con la luminosidad, coloridos pero sobre todo la creatividad de cómo combinar sus intervalos de explosiones en el aire y combinación haciendo de ello todo un espectáculo que no deja de sorprender embelleciendo la noche con sus luces ésta se ha combinado de manera equivocada con el concepto de juegos pirotécnicos cuando se empezó a vender verdaderos explosivos caseros, siendo éstos los verdaderos causantes de muchas desgracias en familias como mutilaciones, muertes de niños, quemaduras, etc.

No se tiene una fecha precisa de cuándo se confundió la venta de éstos artefactos explosivos como algo espectacular  pero sobre  todo en dónde está lo divertido el escuchar el tremendo estruendo que hacen porque esa es su única función, es decir, no sale luces blancas o de colores comparadas al verdadero trabajo de la pirotecnia.

Hace 34 que recuerdo a mis escasos diez años de edad empezaron como novedad las famosas “palomotas” que era una versión más grande a las “palomitas” y que no requerían tanta supervisión de los adultos, contrario a los anteriores en donde los que se divertían eran los adultos o cuando menos eso era lo que pensaba porque en la actualidad ahora de adulto los escucho y sigo sin encontrarle la diversión.

Pero como todo al transcurrir los años dichos explosivos fueron siendo más sofisticados y peligrosos pero sobre todo se dejó la supervisión de los adultos o inclusive su venta ya no fue prohibida para menores de edad como marca la ley.

Pese a que se ha prohibido la venta de fuegos pirotécnicos tipo caseros, éstos se siguen haciendo porque entre más grandes y peligrosos resultan tener mayor demanda  incentivando a la venta ilegal de explosivos.

No han ha sido suficiente tanto noticias como las campañas publicitarias por parte de las autoridades no han logrado penetrar a la conciencia de los ciudadanos en el peligro en el que se exponen ya que la mayor cantidad de accidentes que sucede durante ésta época son incendios, muertes, heridos, y hasta la pérdida de algunos de sus miembros.

La culpa no la tienen quienes se dedican a la fabricación ilícita de éstos aparatos explosivos que los venden como algo de diversión, sino la misma gente quienes los compran pensando que van a divertir a sabiendas de los altos riesgos y sin pensar en las alteraciones que causaran al resto de los vecinos y sus alrededores por no saber distinguir los estallidos de las armas de fuego entre un frente de crimen organizado, causando nerviosismos en las familias cuyas cercanías se logran escuchar los explosivos caseros. Esa será la única diversión que dejará los fuegos artificiales ilícitos. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org

Comentarios con Facebook