Presentación de Nacimiento de Niño Jesús crea controversia en EE.UU

65873-media (1)

 

Washington, 30 dic (PL) La exhibición del adolescente afronorteamericano Trevor Martin, ultimado a balazos por un pistolero en Florida, en lugar del Niño Jesús en el nacimiento, aumentó la controversia sobre el tema de las armas, destacan hoy medios de prensa estadounidenses.

La controversia surgió porque el Nacimiento muestra a un Martin sangrante en lugar del Niño Jesús, algo que su creador, John Zachary, catalogó como un esfuerzo por despertar a la comunidad e impulsar el diálogo sobre la violencia de las armas.

Aunque algunos creyentes lo consideran como un sacrilegio, la propuesta de Nacimiento que se erige en el jardín de la Iglesia Claremont United Methodist, representa a Martin con una casaca con capucha, postrado y sangrante, sustituyendo la tradicional representación de la venida de Jesús.

En declaraciones al diario Los Angeles Times, Zachary, manifestó su deseo de que El Nacimiento adquiriera importancia en los tiempos modernos e impulsara el intercambio entre la comunidad sobre un problema que polariza hoy a los estadounidenses.

Agregó que la elección del cuadro del niño muerto en Florida, lo cual alcanzó un amplio destaque en el país, puede convertirse en algo similar a los tiempos sombríos en que murió Jesús.

La controversia está planteada pues muchos beatos ven la representación como un sacrilegio y que El Nacimiento es demasiado sagrado para ser modificado.

La religiosa Sharon Rhodes-Wickett, de Los Angeles, estimó que es muy duro ver a un joven que fue acribillado y muere desangrado, por lo que, apuntó, que hay que darle una mirada a la violencia.

El tema de los armas en el país alcanzó amplia divulgación a inicios de año tras la masacre en 2012 de una veintena de niños en la localidad de Newtown, Connecticut, pero el Congreso fracasó en pasar una ley para verificar los antecedentes de los comparadores de armas.

Asimismo todos los esfuerzos por restringir las ventas de armas enfrentaron la fuerte oposición de sectores conservadores que alegan que tales acciones violan sus derechos constitucionales.

Comentarios con Facebook