El PRD define este año un nuevo rumbo con el cambio de dirigencia

Carlos-Navarrete-busca-apoyo
El partido rompió con el Pacto por México en diciembre pasado y deberá definir su estrategia de la consulta sobre reforma energética en 2015

La principal fuerza de izquierda, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) definirá la ruta de la renovación de su dirigencia nacional el 8 de enero cuando se reúna su Comisión Política Nacional, informó su secretario general, Alejandro Sánchez Camacho.

Sin embargo, el líder perredista precisó que el proceso -que por marco legal tendría que llevarse a cabo en marzo próximo- podría posponerse varios meses debido al trámite legal que se debe realizar ante las autoridades electorales.

El Instituto Federal Electoral (IFE) tiene hasta 30 días para validar los documentos que el PRD elaboró en su Congreso Nacional en noviembre pasado, los cuales deben estar dictaminados los primeros días de enero.

Una vez dictaminados, la convocatoria del proceso electivo puede lanzarse 90 días después, esto es, en marzo. A partir de entonces, se requiere un periodo mínimo de 40 días para el proceso de elección.

“Esa es la ruta legal que hay, lo cual indica que de acuerdo con la ruta legal, así como está, no hay condiciones para hacerlo en marzo, tendría que ser después, aunque hay una interpretación en el marco legal que dice que sí se puede hacer, estamos en ese debate”, expresó Sánchez Camacho.

En su último Congreso Nacional, el PRD había acordado continuar en el Pacto por México; sin embargo, salió de éste en noviembre cuando inició el debate de la reforma energética, promulgada en diciembre pasado, acusando acuerdos entre el Partido Acción Nacional y el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI). El dirigente, Jesús Zambrano, acusó al presidente Enrique Peña Nieto de romper su palabra.

En el congreso el PRD cambió además sus estatutos para que quien haya sido dirigente pueda ser elegido de nuevo, con miras a que su líder moral, Cuauhtémoc Cárdenas -quien ha descartado contender-, sea el candidato que logre unir a las distintas corrientes internas.

Entre los aspirantes, también están el exjefe de Gobierno del DF; Marcelo Ebrard, y los exsenadores Carlos Sotelo y Carlos Navarrete.

Sánchez Camacho dijo que se deben construir consensos al interior para que el proceso de cambio de dirigencia se realice en forma tersa.

Las formas de elección pueden ser a través del voto universal, secreto y directo de la militancia o en forma indirecta por medio de un consejo nacional electivo o consejos estatales electivos.

“Independientemente de estas dos posibilidades creo que hay voluntad para que se dé gobernabilidad, pero luego a la mera hora se complica todo”, dijo.

Sobre las candidaturas a la dirigencia nacional, reiteró su confianza de que Cuauhtémoc Cárdenas decida contender, lo cual tendría amplias posibilidades de consenso entre las diferentes expresiones del partido, pero “vamos a esperar la decisión política y personal del ingeniero y será respetada”.

De no ser así “de todos modos el PRD debe demostrar que puede tener un proceso electivo con gobernabilidad”, añadió.

Comentarios con Facebook