LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Presidenta de Brasil inicia cuarto y último año de mandato

DilmaPteBrasil-647x485

Brasilia, 2 ene (PL) La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, inicia hoy su cuarto y último año de mandato con una popularidad del 56 por ciento, lo cual apuntala su candidatura a la reelección en los comicios de octubre próximo.

Tras superar un año complejo, marcado por las masivas protestas de junio último que reabrieron la polémica sobre la necesidad de reformar las añejas instituciones, Rousseff supo salir adelante y reforzar los programas sociales para responder a los reclamos de la ciudadanía.

Esas manifestaciones hicieron caer su elevado respaldo popular, pero con nuevas iniciativas el Gobierno emprendió un plan de medidas que aceleró el paso y lanzó en julio último el programa Más Médicos.

A pesar de la fuerte oposición interna de grupos conservadores, ese proyecto ganó aceptación rápidamente entre la población y hoy cuenta con seis mil 500 galenos, entre nacionales y extranjeros, que dan cobertura a más de 23 millones de personas.

Las aspiraciones de la mandataria son elevar el número de profesionales en marzo próximo hasta 13 mil y asegurar la atención sanitaria a 46 millones de personas. Del total de médicos, poco más de cinco mil son cubanos que prestan sus servicios en Brasil.

En el área de transporte, otra de las demandas de la población, la administración federal otorgó recursos a estados y municipios con miras garantizar la renovación del parque de ómnibus y prestar un mejor servicio a la población.

Igualmente, se realizaron licitaciones de importantes vías federales con el propósito de mejorar la infraestructura nacional y se adoptan acciones para combatir la creciente corrupción y ofrecer más seguridad a la ciudadanía.

Estas medidas originaron que el respaldo a la dignataria, el cual descendió de manera abrupta del 55 por ciento en junio al 31 en julio pasado, exhiba ahora una recuperación y se ubique en el 56 por ciento, según un sondeo de Ibope.

En el área económica el país mantiene su ritmo de crecimiento, de generación de empleo, lo cual garantiza la elevación del nivel de vida de los brasileños.

El Producto Interno Bruto se expandió un 2,7 por ciento en 2011, un uno por ciento en 2012 y se espera que en 2013 sea de 2,3 por ciento, según previsiones del Banco Central.

Su decisión de continuar la línea política del anterior gobierno de Luiz Inacio Lula da Silva propiciaron que 36 millones de personas salieran de la pobreza en los últimos 10 años y el país esté a punto de acabar este 2014 con la extrema, con la implementación del programa Brasil sin Miseria.

Estos resultados avalan la candidatura de Rousseff por el Partido de los Trabajadores y que aparezca como favorita para los comicios del 5 de octubre venidero.

Comentarios con Facebook