Desafío por Rafael Loret de Mola

RAFA LORET
*¿Resistirán dos Años *Electores: Caída Libre*Matan Menos, Temen más

*¿Resistirán dos Años

*Electores: Caída Libre

*Matan Menos, Temen más

Amaneció el nuevo año y los impuestos ya estaban aquí; también el primer “gasolinazo” del año con la llamada Premium añorando los trece pesos por litro y la Magna cincuenta centavos menos, esto es al mismo valor con el que canjeábamos un dólar después del terrible “sábado de gloria” de Adolfo Ruiz Cortines –a éste no lo pongo con minúsculas por respeto a su edad, la misma que tendrá el ya activo Andrés Manuel López Obrador, si llega con ánimo al 2018 para encabezar una tercera candidatura, equiparándose al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, faltaría más, y si los infartos le respetan-; por supuesto, también se nos aparecieron los anunciados nuevos impuestos y las nuevas tasas que convirtieron a Luis Videgaray Caso, el jactancioso secretario de Hacienda, en el “financiero del año” para los grandes consorcios multinacionales; y más todavía: comenzamos con el mismo gabinete y el mismo presidente que, en tan solo doce meses, dilapidó su capital popular. Ni los mejores propósitos pueden ser mayores a estas anclas inevitables. Los Reyes Magos también nos fallaron.

El mandatario en curso aseguró que, con la reforma energética aprobada en un nuevo corral de comedias –bastante parecido al que se armó cuando felipe calderón, uno de los grandes predadores de la nación, asumió la titularidad del Ejecutivo, esto es más el símbolo que la fuerza institucional-, aseguraríamos los mexicanos tener mejores tarifas para pagar la luz y para el gas; cuidó de no mencionar a las gasolinas porque entraña la paulatina instalación de estaciones con marcas estadounidenses by españolas, como Shell, Gulf, Exxon y Repsol. Algunos mexicanos están felices porque aseveran que así habrá “más colorido” por las calles y carreteras del país. Me parece que se trata de un sinónimo de “más dependencia”.

Desde luego, el premiado Videgaray Caso, presidenciable en la medida en que siga recibiendo distinciones del exterior sin importar en absoluto la voluntad de los mexicanos que “tanto” le aprecian, se cuidó de anunciar, “oportunamente” –esto es cuando todo estaba consumado como cuando exhaló su último aliento Jesús en la Cruz-, que las “bondades” de las reformas en cierne comenzarían a dar resultados “dentro de dos años”, cuando menos, el tiempo necesario para iniciar las obras de infraestructura, a cargo del patrimonio nacional por supuesto, para facilitarles las cosas a los arrendatarios del extranjero antes de entregarles las llaves definitivamente haciendo efectivos sus “contratos”, que no concesiones, para explotar a sus anchas nuestro subsuelo y cuanto extraigan del mismo. Una perspectiva, nos dicen quienes levantaron el dedo en el corralito del Congreso, bastante feliz. Ya hablará la historia.

Esto es: pagamos desde el pasado primero de enero bastante más… pero dentro de dos años, si creemos en el ilusionismo de peña nieto, vendrán las ventajas así como llovió “maná” –pan, SIN que esto sea una advocación política por favor-, del cielo. Pero es muy dudoso que sea así; es una promesa sin destino, hecha para ganar tiempo y obtener, con el flujo mediático intenso como se acostumbra en estos días para felicidad de las familias Salinas Pliego y Azcárraga Jean –los dos dentro del “top-ten”, como suele decirse ahora, de los mayores multimillonarios de México-, un beneplácito general que, por cierto, NO se ha dado. Al contrario: ahora se especifica que la democracia no consiste en tener popularidad sino en la “eficacia” con la cual se empobrece a los más para hacer sonreír a los menos. Una fórmula que, por si fuera poco, posibilita las grandes complicidades con los personajes claves de la política actual. Pero, cuidado: ya están en la lista negra de algunas organizaciones seudo nacionalistas pero muy bien armadas. Segunda advertencia. Y dicho esto EN CONTRA de lo que este columnista propugna: la utopía de un cambio sin violencia.

Desde ahora comienzan los reclamos: ¿para cuándo, preguntan los más indignados, llegarán las nuevas tarifas a la baja? Pues, en dos años si bien nos va y el actual régimen se conserva en lo dicho… y los miembros del gabinete en sus puestos, incluyendo al “financiero del año”. (Debe subrayarse, señores correctores, la eñe, la letra con peineta de acuerdo a lo expresado por los académicos de la Real Academia de la Lengua –me encantaría restarle lo de Real-, tan cuidadosos de preservar el idioma castellano cuando España está en vías de romperse antes de que terminen estos doce meses; otra cosa, sonaría terrible, escatológico más bien).

Desde luego, para los amantes del tango, si “veinte años no son nada” de acuerdo a como “recitaba” Gardel, dos son apenas el diez por ciento de ese lapso invocado. Pero, en materia social, el tiempo de mide de otra manera. Ya conté, por ejemplo, que en el Mayab, en donde jamás se dio armisticio ni durante la ocupación española ni a lo largo de la sangrienta “guerra de castas”, en 1847, bajo la férula del vende-patrias antonio lópez de santa anna, uno de los personas más execrables de la historia universal, los viejos guerreros guardan sus armas y esperan la justa redención en Chan Santa Cruz –hoy llamada Felipe Carrillo Puerto, en Quintana Roo, para honrar al primer gobernante socialista de nuestra epopeya nacional-; y acaso los entenados del subcomandante “Marcos” imitan, a imagen y semejanza, esta sentencia, bailando, en cada aniversario, en vez de actuar. Y, por todo el país, se espera el alumbramiento de liderazgos naturales para desfogar, a través de ellos, la crispación contenida. Otra vez, cuidado.

Es curioso: se anuncia con beneplácito que la tasa de homicidios disminuye aun cuando en 2009 ocurrieron 8 mil 281 y en el reciente 2013, doce mil 242 –lo      que aumenta la cifra de los organismos internacionales que mencionaron nueve mil quinientos y con el ocupamos el segundo lugar entre las naciones más violentas del plantea-, pero poco se menciona el hecho de que el cuarenta por ciento de la población, cuatro entre cada diez, siente temor al salir de sus casas. Todo ello, insiste, facilita la oferta de nuestro territorio que aprovechan de lo lindo los grandes consorcios del extranjero. La violencia es ahora el mejor escaparate para comparar barato lo que vale mucho más, por ejemplo, el petróleo y las riquezas de nuestro subsuelo.

¿Y la minería? Más allá de las bienaventuranzas de nuestras entrañas el hecho inaudito es que los obreros sigan en las mismas condiciones de 1906 cuando estalló la huelga de Cananea, Sonora, aplastada por los rangers estadounidenses en una de las invasiones no consideradas como tales en la gran crónica de los hechos que nos avergüenzan, o acaso están mucho peor que antaño. Mientras ello ocurre, nadie piensa en nacionalizarla porque allí privan los intereses de la poderosa familia de Germán Larrea Mota-Velasco, más bien los de su progenitora, situada en el número tres de las mayores fortunas de México y recién adquirente de Ferromex, esto es de lo que queda de nuestros trenes. ¿En esto consistía la oferta peñista de reconstruir las vías férreas para modernizar las comunicaciones?¿En enriquecer a uno de los clanes más miserables del país que ha hecho un inmenso capital, calculado en 16 mil 500 millones de dólares, a costa de explotar a sus trabajadores y condenarlos a una lenta muerte, no más allá de las cuatro décadas?¿No es éste un genocidio culposo, con todas las agravantes? Lo fue, sí, para los revolucionarios maderistas de 1910; no así para la nueva aristocracia que domina al país.

¿De verdad creen los pertrechados funcionarios federales que los mexicanos aguardarán, inmóviles, el transcurrir de dos años, mientras comienza a saquearse nuestro subsuelo, para recibir la gracia de una pobre disminución en las tarifas de gas y de la luz? Por favor, sucederá como con los remates de los grandes almacenes: primero se reetiqueta y sobre ésta se hacen los descuentos. Ya aprendimos, a punta de golpes bajos. No sé si estarña enterado el mexiquense feliz por su designación, en Florida, del “líder del año”… con menos popularidad de los sexenios recientes.

Debate

¿Y la democracia? Vamos en caída libre. Recuerdo cuando el señor fox, el día que recibió su constancia de mayoría por las elecciones de 2000 –y sin que resolviera a quien elegir como consorte, entre Lucía Méndez y la victoriosa señora marta-, me dijo que, ante las críticas recibidas desde el momento de su triunfo comicial, lo primero era instaurar la democracia y todo vendría por añadidura. Por desgracia, no fue así: ni cambio, ni democracia, ni las “añadiduras”.

Ahora se ha perdido el respeto por los órganos electorales aun cuando se contempla modificar las siglas del IFE por las de INE, una transformación sustantiva nos parece como la evolución del PNR que luego fue Partido de la Revolución Mexicana y terminó siendo PRI. Las cabezas cambian cada mes, sin remedio, mientras el Congreso pasó pasar los meses imbuidos en las reformas tan justas y beneficiosas para la macroeconomía y la superpolítica cómplice. Por ello, María Marván Laborde, fue consejera presidente de diciembre a enero; Lorenzo Córdova Vianello lo será de enero a febrero y en este mes, en la efeméride de la Constitución, arribará al cargo, Marco Antonio Baños Martínez… hasta el 4 de marzo –la fecha de fundación del PRI como tal, un simbolismo nada casual-.

Repito: la ciudadanía ha hecho sus deberes. Acudimos, respetuosamente, a las urnas y sin violencia a pesar de la crispación política –sobre todo la de 2006-, y permanecimos pendientes de los resultados en nuestras casillas. Pese a todo, las graves irregularidades se presentaron fuera de éstas y antes de cerrar los paquetes, ya quemados los que dieron cauce a la controvertida asunción fraudulenta de calderón, sin que, hasta la fecha, se pongan los candados necesarios para evitar tropezar tres o cuatro veces ya con las mismas piedras. Y a esto le llamamos democracia.

Para vergüenza de todos, el inmovilismo en materia electoral es la mejor prueba de que la clase política, integrada por todos los políticos con representación en el Congreso de la Unión y en las legislaturas estatales, mantienen una malsana convivencia que anula la utopía buscada. Hasta hoy con los relevos mensuales y la torpe creencia acerca de que los sexenios jamás se agotan. ¡Ay, el espíritu de Don Porfirio!

La Anécdota

Las estadísticas oficiales señalan, contra la realidad –somos la segunda nación más violenta del planeta según los análisis de la ONU, sólo después de Siria que eleva sus muertos por cuestiones de guerra a cincuenta y cinco mil, pero por encima de Afganistán que suma ocho mil quinientos-, que los homicidios disminuyeron comparados con los registrados en 2010 cuando se dieron doce mil seiscientos cincuenta y ocho, sólo doscientos cuarenta seis menos que los registrados ahora aun cuando, en el espectro internacional, se reconozcan “sólo” nueve mil. ¿Y eso por qué?, cabría preguntarle a los cabilderos del gobierno peñista. Más de tres mil de acuerdo a una y otra cifra “oficiales”.

El hecho que tiene felices a los voceros oficiales es que, según dicen, se mata menos… pero se teme más por cuanto cuatro de cada diez mexicanos lo piensan dos veces, angustiados, cuando salen de sus casas. ¿Es acaso una pandemia de hipersensibilidad?¿O es que la realidad tiene varios enfoques según sean las posiciones políticas sin los pies sobre el suelo? Son las preguntas que dejo a ustedes, amables lectores, para reflexionar hoy.

– – – – – – – – – – – – – – – – –

WEB: www.rafael-loretdemola.mx

E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com

LA CREDIBILIDAD SOBRE EL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA ESTÁ PERDIDA…COMO PARECE ESTAR LA SELECCIÓN DE FÚTBOL DE CARA AL MUNDIAL DE ESTA DISCIPLINA EN BRASIL. NI LOS APOYOS MEDIÁTICOS SIRVEN PARA UNA RECUPERACIÓN DE SENDOS RENGLONES TRAS LAS DECEPCIONES, TAN PROFUNDAS, A LO LARGO DEL AÑO ANTERIOR. LA DEMOCRACIA, INSISTIMOS, NO SE DA A TRAVÉS DE DECISIONES EN PETÍ COMITÉ NI CON LOS VOTOS DE LEGISLADORES MANIATADOS POR LA “DISCIPLINA”, O MÁS BIEN POR EL SECTARISMO QUE NO PERMITE EL EJERCICIO DE LA LIBERTAD DE CONCIENCIA. SI DE BUENOS PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO SE TRATA, POR ESTA PREMISA DEBIERAN EMPEZAR LOS DIPUTADOS Y SENJADORES. PERO, CLARO, ES UNA QUIMERA.

Comentarios con Facebook