LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Correa reitera rechazo a arbitraje internacional en caso Chevron

rafael correa

Quito, 10 ene (PL) El presidente Rafael Correa reiteró hoy su rechazo a la decisión de un tribunal internacional de arbitraje de La Haya de declararse competente para juzgar una demanda que presentó la petrolera estadounidense Chevron contra Ecuador.

Es un arbitraje totalmente espurio, aseveró el mandatario, al inaugurar este viernes el edificio que albergará la Corte Provincial de Guayas, en la suroccidental ciudad portuaria de Guayaquil.

Explicó que el primer indicio de absoluta nulidad es la invocación por parte de Chevron de un Tratado de Protección Recíproca de Inversiones firmado por Estados Unidos y Ecuador para dirimir casos entre Estados y compañías.

El juicio que perdió Chevron es entre privados, agregó Correa, en alusión al fallo emitido por una corte provincial ecuatoriana, que en 2011 condenó a la transnacional a pagar nueve mil 500 millones de dólares a 30 mil pobladores de la Amazonía por la contaminación que provocó su filial Texaco en esa región.

De acuerdo con el jefe de Estado ecuatoriano, otro indicio de nulidad es la pretensión de utilizar el Tratado con carácter retroactivo, pues la petrolera abandonó el país andino en 1992, y el acuerdo con Estados Unidos entró en vigencia cinco años después.

Pese a eso, ese centro de arbitraje se declaró competente, reclamó Correa, para luego añadir que esa decisión no le resultaba extraña, pues esos tribunales, dijo, siempre están en función del capital transnacional.

Alertó además que de perder ese juicio, y tener que asumir el pago de la indemnización, como pretende Chevron, el país podría quebrar.

El mandatario se refirió este viernes a la demanda de Chevron en La Haya, al comentar el caso de un asambleísta opositor y su asesor, que están siendo investigados por robar información procedente de los correos de la Presidencia de Ecuador.

Entre los datos sustraídos por el legislador Clever Jímenez y Fernando Villavicencio, y que le fueron incautados durante sendos allanamientos a sus viviendas, estarían las comunicaciones entre el Presidente y su asesor jurídico sobre el caso Chevron, aseguró Correa.

Las autoridades ecuatorianas aseguran que durante los casi 30 años que operó en la Amazonía, Texaco derramó 16,8 millones de galones de petróleo en el ecosistema, vertió otros 18,5 mil millones de galones de aguas tóxicas en los suelos y ríos, y quemó al aire 235 mil millones de pies cúbicos de gas.

Según Correa, quien en septiembre pasado inició la campaña La mano sucia de Chevron, la contaminación que dejó la petrolera estadounidense en esa región selvática, es 85 veces superior a la provocada por el derrame de la British Petroleum en el golfo de México en 2010.

Comentarios con Facebook