LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Vientos de ciudad cubana de Camagüey palpitan en danza

danza cubana

La Habana, 10 ene (PL) La ciudad central cubana de Camagüey, con sus calles intrincadas y brisas dulces, provoca hoy Momentos en el viento que el coreógrafo norteamericano Pedro Ruiz eligió inmortalizar en danza.

El Ballet Contemporáneo Endedans esparcirá estas sensaciones a partir del 24 de enero con el estreno mundial de la obra en el Teatro Principal de la urbe, ubicada a unos 500 kilómetros al este de La Habana.

Momentos en el viento deviene pretexto ideal para comenzar a celebrar los 500 años de la fundación de la llamada ciudad de los tinajones pues, según Ruiz, en la obra intentó plasmar la excepcional elegancia de su arquitectura, habitada por el pulso sensual de su gente.

El profesor de ballet del colegio universitario Marymount y de la Ailey School todavía recuerda la sensación del viento abrazándole y girándole en todas direcciones a su arribo a la ciudad cubana hasta entonces desconocida para él.

Al comenzar a explorar, caminé por un laberinto de calles intrincadas sin entender por qué las sentía tan mediterráneas; las brisas dulces, casi intoxicantes que me rodeaban, me llevaron a sitios inesperados, escribió en papel para luego traducir las palabras precisas en gestos.

La nueva coreografía recoge su percepción del paisaje urbano, las primeras emociones en las super estrechas calles camagüeyanas.

Era como estar dentro de una exhibición con paredes móviles que iban cambiando de lugar en cuanto yo giraba mi cabeza, explicó Ruiz, quien fuera durante 21 años bailarín principal del Ballet Hispánico, una compañía radicada en Nueva York.

La obra debe mucho a la impresión que causaron en el creador los colores de los edificios, la sensación de los adoquines bajo los pies, la cara expectante de un niño corriendo hacia su madre, las risas y miradas intensas de dos amantes sentados hambrientos en un café, entre otras escenas, apuntó.

Ruiz cree que los bailarines de Endedans serán capaces de traducir tanta emotividad y dinámica pues asegura haber encontrado artistas muy lindos y de mente abierta.

Los ejecutantes poseen una base clásica que ayuda a desarrollar el tipo de trabajo que yo realizo y habilidades plenas para la danza contemporánea, atestiguó el coreógrafo con obras montadas en el Joffrey Ballet, Luna Negra de Chicago, el New Jersey Ballet y Dance Theatre of Harlem.

En Camagüey me han dicho: Âímaestro, qué rápido usted monta! Pero cuando se trabaja a gusto, en un ambiente inspirado, las circunstancias dan paso a momentos como este, en el viento, pero apresados en una coreografía, apuntó el maestro nacido en Cuba, muy orgulloso de sus raíces.

Comentarios con Facebook