Tifón destapa tráfico sexual en Filipinas

tráfico-humano-trata-de-ninos1

Manila, 11 ene (PL) Entidades humanitarias solicitaron al Gobierno de Filipinas una investigación sobre denuncias de reclutamiento de menores para servicios sexuales en las zonas más devastadas por el supertifón Haiyan, confirmó hoy un vocero de un organismo socorrista británico.

El temor de un aumento de esa deplorable actividad, apuntó Shirley Vastero, perteneciente a un proyecto contra la trata de humanos, se basa en que con casi ocho mil víctimas mortales o desaparecidas, los huérfanos y desvalidos caigan en las manos de los traficantes de sexo.

Integrantes de una entidad británica humanitaria manifestaron preocupación por cinco adolescentes de las ciudades costeras de Basey y Marabut que se sospecha han pasado a ser prostitutas.

Tras el paso del huracán el 8 de noviembre por la isla de Samar, la cual sufrió graves daños materiales y humanos, los niños que han perdido a sus padres y adultos en búsqueda desesperada de trabajo, son vulnerables, aseguraron grupos socorristas.

Vastero denunció que en 2008 hubo un éxodo de centenares de mujeres de Samar para “trabajar” en barrios dedicados a la prostitución en la norteña ciudad de Olopango.

Esa realidad la conoció su organización, indicó, después de iniciar una campaña contra el tráfico de personas en Filipinas.

Empleo seguro prometieron los supuestos proxenetas a los padres de las cinco estudiantes, según Vastero, pero hay sospechas de que sea una trampa, en tanto que las adolescentes solo trabajarán por la noche, según los contratantes.

Vastero precisó que carece de información respecto a la edad exacta de las chicas, aunque funcionarios del Departamento de Bienestar se comprometieron a estudiar la denuncia.

Organismos de la ONU, Gobiernos y grupos humanitarios continúan prestando ayuda a los millones de sobrevivientes que perdieron familiares, casas, puestos de trabajo o todo, a causa del supertifón que azotó en noviembre pasado la parte central de las Filipinas con vientos mantenidos de 320 kilómetros por hora y rachas superiores a las 370.

Comentarios con Facebook