LE QUEDO GRANDE LA YEGUA

guillermo robles
Por Guillermo Robles Ramírez

Después de tanta negociación que hubo para la nueva estrategia financiera, tal parece que al igual del fracaso de la seguridad nacional que tuvo el presidente Enrique Peña Nieto, todo indica que la reforma hacendaria que tanto se peleó y se logró sin haber medido cualquier tipo de causa y efectos sobre el comportamiento que tendría sobre el consumidor final, será otra de las peleas perdidas en donde unos pesos menos a la población también se verá reflejado en el pago de sus nóminas.

En un principio para ésta nueva quincena habrá evidentemente un reclamo por parte de los trabajadores asalariados a sus patrones, porque recibirán menos sueldo, por la certificación nominal, es decir, el patrón está obligado a emitir electrónicamente los movimientos de cada uno de sus empleados asalariados para decirles el cómo, el cuándo y el cuánto se les paga como si fuera una especie de auditoría de escritorio en donde de acuerdo a la nueva fiscalización cada uno ganará menos pesos, pero no porque la parte patronal quiera sino porque así lo demanda la nueva reforma fiscal y aquellos trabajadores quienes pagan una casa por medio del Infonavit tuvieron un incremento en donde existen casos que esos aumentos rebasan el 30 por ciento de su ingreso nominal teniendo que hacer una carta para este institución de gobierno para solicitar que no procedan y hacer un reajuste.

Por otra parte, aquellas empresas que expedían un bono de despensa como fue reducido su porcentaje de deducción en lugar de ser del 100 por ciento ahora serán del 47 por ciento, decisión por el cual muchos empresarios tomaron la determinación de eliminar este beneficio para sus trabajadores.

Todos éstos cambios que han hecho la cuesta de enero como algo muy eterno para este 2014 y los próximos años durante el tiempo que dure Enrique Peña Nieto, en su administración es gracias a todos aquellos diputados que representaron a cada sector de las ciudades en todo el país que no hicieron nada al respecto sino solamente negociaron a escondidas el Pacto por México a sus conveniencias de cada uno de los diferentes partidos políticos cuando en el fondo el verdadero pacto que debieron haber cumplido era con la sociedad. Con cada uno de aquellos ciudadanos que votaron por ellos para que los representara en las curules del capitolio para defender sus intereses  y el bienestar de la sociedad más vulnerable al igual de la más alta, es decir, sin distinción de clase social.

Inclusive para el mismo Servicio de Administración Tributaria les quedó muy grande la reforma hacendaria porque nunca estuvieron preparados con la plataforma que se requería en donde desde el día 2 de enero del presente año su sitio de Internet se reportó en un estado de mantenimiento  hasta el 6 de éste mes, sin embargo, los problemas de la página  del SAT siguen presentando conflicto para todo aquel que intenta tramitar las facturas electrónicas y quienes lo hicieron desde el año pasado también han tenido problemas sin poder emitir facturas electrónicas, no obstante no es el único problema presentado sino que también ahora con la certificación de nóminas que es necesario para el pago de ésta primera quincena del año se encuentra en un estatus bloqueado en donde no se puede acceder.

Mismos trabajadores del Servicio de Administración Tributaria consideran que no se encontraban preparados tecnológicamente para la reforma fiscal aprobada dándoles puras justificaciones tontas a los contribuyentes endosándoles el problema a que la causa de no poder tener acceso a su página e inclusive para hacer declaraciones fiscales es culpa por no tener buenos servidores o que no están utilizando la computadora compatible para su sistema cuando en realidad todo el problema proviene dentro de la falta de soporte y pésimos servidores que tiene el mismo SAT.

Por lo pronto, en el sector comercial cada vez es más común observar letreros en donde avisan que no están expidiendo facturas debido a imposibilidad de poder emitirlos, siendo más común estos avisos en el sector restaurantero.

Así como alguna vez se le criticó al ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, por haber iniciado una guerra contra el crimen organizado sin una planeación, de la misma manera más pronto cae un hablador que un cojo, el Presidente Enrique Peña Nieto,  lanzó una reforma hacendaria sin ninguna planeación, pero sobre todo proyección de las consecuencias del impacto que tendrán los bolsillos de los mexicanos frenando la economía del país mientras que sus discursos publicados en los diferentes medios intentan matizar lo que se vive en realidad y a su vez la falta de confiabilidad para la inversión extranjera. Incertidumbre es lo que se vive aunado con la inseguridad nacional del crimen organizado fallido en su primer año como presidente de México, siendo un hecho irrefutable que la reforma fiscal le quedó grande al SAT, como dijera la canción éxito de Alicia Villarreal, de “te quedó grande la yegua”. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org

Comentarios con Facebook