Levantan veda para consumir agua en Virginia Occidental, EE.UU.

agua

Washington, 13 ene (PL) Tras cuatro días sin poder utilizar agua de las fuentes naturales de abasto por un derrame de sustancias tóxicas, las autoridades de Virginia Occidental levantaron hoy la prohibición para consumir el líquido en algunas zonas de ese estado norteamericano.

Más de 300 mil personas permanecían sin consumir agua en el centro y el oriente de ese territorio, luego de la fuga el jueves de metilciclohexano metanol.

El producto químico que alcanzó el río Elk y contaminó el sistema de distribución de agua del valle de Kanawha, provino de la empresa de procesamiento de carbón mineral Freedom Industries.

La situación afectó a la capital estadual, Charleston, y zonas aledañas.

Ejecutivos de la empresa de distribución de agua West Virginian American Water indicaron este lunes que el líquido había vuelto a tener un nivel de calidad que permite su consumo, lo cual condujo a un levantamiento progresivo de las prohibiciones.

De acuerdo con varios medios, unos dos mil 700 kilómetros de tuberías comenzaron a ser limpiadas, pero en los comercios las personas continúan haciendo cola para recibir gratis envases con agua o comprarlos, a razón de 39 dólares por un paquete de 24 botellas.

Durante las últimas jornadas, la contaminación del agua obligó a los cientos de miles de damnificados a lavar, cocinar y cepillarse los dientes con agua embotellada.

Hasta la fecha, solo 10 personas fueron hospitalizadas por exponerse al líquido contaminado y ninguna se encuentra en estado grave, explicó la secretaria de Salud y Recursos Humanos, Karen Bowling.

La sustancia química no es mortal, ni siquiera en su forma más concentrada, pero se ordenó a las personas evitar incluso lavar sus ropas con el agua contaminada, porque la sustancia puede causar diversos síntomas, desde irritación en la piel y sarpullido hasta vómitos y diarrea.

Voceros del Departamento de Protección Ambiental en el territorio señalaron que Freedom Industries destinó cerca de un millón de dólares como fondo de emergencia para evitar nuevos derrames en los tanques donde almacena los químicos industriales, pero hasta la fecha no ha concretado ninguna obra.

Comentarios con Facebook