Evo Morales considera imperdonable conspiración de ONG danesa

La Paz, 14 ene (PL) La conspiración e intromisión de la Organización No Gubernamental (ONG) Ibis de Dinamarca no se perdona, sentenció hoy el presidente de Bolivia, Evo Morales.

“En el tema Ibis, la conspiración no se perdona, la intromisión no se perdona”‘ subrayó Morales.

La afirmación de Morales tiene como telón de fondo las excusas presentadas por esa entidad al gobierno para revertir la decisión del Ejecutivo de expulsarla de la nación suramericana.

Recordó que el embajador de Dinamarca en Bolivia, Ole Thonke, conversó con el canciller David Choquehuanca y el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, sobre los programas que financiaba Ibis con recursos del gobierno danés.

El representante de Ibis de Dinamarca -dijo Morales-se quedó sorprendido de como se usó el financiamiento de ese Estado europeo por parte de la ONG en el país suramericano, por eso la conspiración e intromisión no se perdona.

Recientemente, Morales afirmó que su gobierno no permitirá por cuestión de dignidad conspiraciones de las ONG acreditadas en este país.

“Por una cuestión de dignidad de las bolivianas y bolivianos no se permitirá que ONG con su financiamiento vengan a conspirar contra la democracia y el gobierno nacional”, recalcó Morales.

Morales sostuvo que los bolivianos tienen el derecho constitucional de hacer política, pero no conspirar con dinero del exterior.

“Pero algunas ONG vienen para conspirar, financiando a los opositores que vienen y que nos tratan como si no tuviéramos mucha formación, viéndonos desde arriba como cualquier patrón e imperio, eso no se va a permitir”, aseguró el dignatario.

También consideró como positiva la labor de algunas ONG que aportan y trabajan en coordinación con municipios y gobernaciones para impulsar el desarrollo social, por lo que aseveró que se les garantiza esa cooperación.

El 20 de diciembre pasado el ministro boliviano de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, anunció la expulsión de la ONG Ibis, de procedencia danesa, por promover la división de las organizaciones sociales en esta nación suramericana.

Ibis sale de Bolivia porque se probó su injerencia política y conductas intolerables dirigidas a influenciar en las organizaciones sociales para dividirlas y enfrentar al pueblo, dijo Quintana en conferencia de prensa.

Nadie puede menoscabar la autoridad del gobierno, Ibis abusó de la hospitalidad de nuestro Estado y ya nos hemos cansado de que interprete de manera errada su papel en el país, el cual se limita al desarrollo de las comunidades, señaló.

No es una decisión caprichosa (…) tenemos toda la documentación probatoria, las declaraciones y las formulaciones políticas e ideológicas de esta organización, puntualizó el ministro.

Ibis no estaba promoviendo el desarrollo, sino que operaba políticamente diciendo que el gobierno del presidente Morales está extraviado, desorientando a las organizaciones sociales y traicionando la lucha de los indígenas, agregó.

Deja tu comentario