ONU: Continúan violaciones de derechos humanos en R. Centroafricana

TOPSHOTS-CENTRAFRICA-UNREST

Naciones Unidas, 14 ene (PL) La situación de los derechos humanos permanece muy volátil en la República Centroafricana, donde el conflicto intercomunitario está marcado por asesinatos, mutilaciones, secuestros y saqueos, advirtió hoy Naciones Unidas.

Según un reporte de la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos, aunque los enfrentamientos armados entre musulmanes y cristianos han tenido una leve disminución en los últimos días, la violencia contra civiles sigue presente en el convulso país.

Al menos 40 personas fueron asesinadas desde el viernes tan solo en Bangui, mientras que en otras regiones también se conoció de esos hechos, dijo la agencia radicada en la sede de Naciones Unidas en Ginebra.

La República Centroafricana sufre un conflicto interno desde diciembre de 2012, que tuvo en marzo pasado el agravante de un golpe de Estado de los rebeldes Séléka, quienes derrocaron al presidente François Bozizé, y a principios del mes pasado una escalada en los choques entre exséléka (de mayoría musulmana) y antibalaka (milicias cristianas).

En el caso más reciente documentado, el 11 de enero, los antibalaka realizaron un letal ataque a una caravana de civiles musulmanes en el poblado de Bozum, en represalia por el asesinato de 10 personas y la quema de cientos de casas por los exséléka, precisó la ONU.

Desde la escalda de violencia el pasado mes, gran cantidad de personas perdieron la vida -se manejan miles- y alrededor de un millón dejaron sus hogares para escapar de la venganza intercomunitaria, lo que representa más del 20 por ciento de la población centroafricana.

Respecto a la situación humanitaria, otros datos de Naciones Unidas reflejan que casi la mitad de los residentes en el país, unas dos millones 200 mil personas, tienen severas necesidades.

La Oficina para los Derechos Humanos envió un equipo encargado de investigar las violaciones cometidas durante el conflicto, que mantiene su curso pese a la presencia de tropas africanas y la intervención francesa.

El Consejo de Seguridad aprobó el 5 de diciembre el despliegue de una Misión de la Unión Africana (Misca) y el apoyo militar de Francia, que envió unos mil 600 soldados a su antigua colonia, lo cual ha desatado críticas a París, al atribuir su postura a intereses políticos y económicos.

El representante especial de la ONU en la República Centroafricana, Babacar Gaye, consideró este lunes que la elección de un nuevo liderazgo de transición pudiera ser crucial para iniciar el camino de la reconciliación, después de la renuncia el pasado viernes del presidente interino, Michel Djotodia, y su primer ministro, Nicolas Tiangaye.

Comentarios con Facebook