Presidente francés presenta polémico programa económico

638576-N

París, 14 ene (PL) El presidente francés, François Hollande, reconoció hoy que la batalla contra el desempleo está pendiente y propuso un polémico programa para reactivar la producción y estimular el mercado laboral que prevé exenciones fiscales a las empresas.

De acuerdo con el jefe de Estado, para conservar su lugar en el mundo y en Europa, el país galo necesita imperativamente recuperar la fuerza de su economía.

Con ese propósito, dijo, pondrá en práctica el denominado “Pacto de Responsabilidad” entre el gobierno y la empresa privada, el cual consiste en otorgar una serie de beneficios fiscales y administrativos a cambio de incrementar el número de empleos.

El proyecto consta de cuatro componentes, declaró el presidente, y comienza por hacer nuevas rebajas en las contribuciones patronales a la seguridad social, para disminuir los costos de mano de obra.

Hollande prometió que en 2017 se eliminarán las cotizaciones familiares, como se conoce a los pagos hechos por los empleadores para financiar los subsidios a los hogares más vulnerables en materia de educación, salud y vivienda, cuyo monto es de unos 30 mil millones de euros.

Además, se pondrá en práctica una modernización fiscal para eliminar determinados impuestos y se simplificarán las normas y los trámites a que están sujetas las empresas, desde su creación hasta su funcionamiento.

Como contrapartida, aseguró el mandatario, los patronos deben comprometerse a ofrecer nuevos puestos, sobre todo a los jóvenes y personas mayores, así como mejorar las condiciones de trabajo e incrementar el diálogo social.

El pacto fue calificado por las organizaciones sindicales como un programa “social-liberal” que otorga nuevos y abundantes beneficios al sector privado, sin garantizar los derechos laborales.

También están previstos nuevos recortes del gasto público, que en el período 2015-2017 ascenderán a 50 mil millones.

“Todos los gastos, todas las políticas y todas las estructuras estarán concernidas”, advirtió el presidente francés en una comparecencia en el Palacio del Elíseo ante más de 500 periodistas.

Esto significará una reducción en los principales servicios a la población, así como eventuales despidos en el sector público, advierten sindicatos.

Preguntado al respecto, Hollande negó que se trate de una deriva hacia el liberalismo y justificó las medidas como una defensa del empleo y del crecimiento de la economía.

Comentarios con Facebook