MegalópolisVolver a Megalópolis

“POLÍTICA PRIISTA EN EL DF Y DIVERSIDAD SEXUAL”

gay
Por Edwin Lequona.

En un artículo anterior, referíamos la problemática que enfrenta la diversidad sexual al interior del Partido Revolucionario Institucional en el Distrito Federal, pero más allá de que se reconozcan o desconozcan los liderazgos priistas lgbttti de trayectoria en esos menesteres y acciones benéficas, en la política del reconocimiento amplio “de nuevos sujetos, nuevos derechos”, como es el caso de Rafael Ramírez Arana, a quien hemos investigado y efectivamente, cuenta con un amplio reconocimiento socio-político y una trayectoria basta, más que comprobable en México y a nivel Internacional.

El conflicto de fondo, que sí afecta, y va en detrimento de los derechos, de un amplio sector social como lo es el lgbttti, en cuanto a acciones político-partidistas se refiere, versa en la falta de un plan de trabajo sostenido y sustentable, al interior de un Instituto Político, como lo es el PRIDF, es decir, el problema no es tener una coordinación de diversidad sexual partidista, por tenerla, al parecer siendo coordinada ésta en la actualidad, por un actor político que quizá conoce de los temas y estrategias de desarrollo político partidario, o que quizá es parte de un sector lésbico-gay, digo quizá, porque un servidor desconoce, si quien ahora está al frente de dicha coordinación, Alemán Vázquez, es heterosexual o no lo es y eso sería levantar un infundio; lo preocupante es que al ser gay en el supuesto de que así sea, no significa conocer de fondo y forma, las necesidades, las peticiones, las demandas y los temas lgbttti, no significa tampoco, aplicar plataformas políticas adecuadas, que beneficien a éste sector social,  que por años atrás, han sido atendidos, al parecer adecuadamente, por otros partidos políticos, como es el caso del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Entonces el reto para el Revolucionario Institucional en el Distrito Federal, ahora, por un lado, será llevar a cuestas un grave señalamiento de discriminación, exclusión y homofobia, hacia uno de los representantes de mayor fuerza pública, social y política nacional, del sector lgbttti priiista, como lo es Ramírez Arana; ya que ésta penosa situación, podría provocar “un efecto dominó”, en el momento de las elecciones intermedias que se aproximan, pues el amplio sector de votantes diversos sexuales, que pudieron ser convencidos, para incluirse, sumarse a las filas de éste partido político y que en algún momento pudieron simpatizar con él, por su inclusión, respeto y trabajo en favor de dicho colectivo, siendo abanderado éste, por un personaje que ha probado y comprobado que su lucha principal, es en favor del sector social al que pertenece y no por que atiendan a sus intereses meramente personales o aspiraciones políticas, ya que en su lealtad partidista, de aproximadamente 20 años, ha mostrado siempre, la importancia de sumar ante todo y ante todos,  los derechos lgbttti, como un efecto sistemático de evolución partidaria, de transformación política y de desarrollo congruente del Revolucionario Institucional; que directamente ha beneficiado a dicho partido, para que los ojos de una amplia masa social, no solo en la capital del país, sino al interior de la República Mexicana, de la diversidad sexual,  voltearán a ver como una nueva opción viable de reconocimiento a sus derechos políticos, a éste Instituto Político. Ahora por otro lado, el PRIDF se encuentra en una encrucijada difícil, para poder demostrar que quien aparentemente hoy, ocupa la dirigencia de su “segunda” coordinación de diversidad sexual, será aceptado y reconocido como líder priista lgbtti y podrá lograr consensos, acuerdos y cabildeo cierto, con los líderes, los activistas, los empresarios y tod@s los integrantes del sector lgbttti, que se dice representar al interior del PRIDF;  ya que Ramírez Arana, mantenía una estabilidad de diálogo acertada con todos ellos, e incluso, con otros representantes de fuerza lésbico-gay reconocida, de otros partidos políticos, manteniendo un equilibrio eficiente en beneficio del PRIDF.

Ahora por último, sin duda alguna, por todo ello, “el nuevo” coordinador de diversidad sexual del PRIDF, será sometido a la “lupa” pública, al análisis y a las férreas críticas, por parte de los diversos sexuales y tendrá que realizar una plataforma política “ampliamente interesante”, para que  a través de ello, intente exorcizar el enorme fantasma de poder político lgbttti priista,  que le significa Ramírez Arana, y que a menos de que logre convencer a éste muy exigente sector de votantes, podrá consolidar y re-dignificar a su partido político, con el sector lgbttti; pues no sólo es suficiente, con realizar intentonas de eventos masivos, que mediáticamente les reditúen en positivo, pero que en la realidad, a la hora de las decisiones en las urnas, no sirven de nada, porque la credibilidad se perdió ante éste electorado, por los agravios cometidos hacia uno de sus principales representantes lgbttti del priismo; por ello, notamos que el tiempo continúa transcurriendo y el PRIDF, no ha hecho pública su nueva campaña o estrategia, para captar la atención de éste sector de la diversidad sexual, acciones que sí continúan realizando en otros Institutos Políticos, que en su momento, se vieron afectados con la presencia de Rafael Ramírez Arana, como dirigente priista lgbtti y que hoy, con su aparente salida de la coordinación de diversidad sexual del PRIDF, les deja de nueva cuenta, un camino político mucho más transitable y un amplio sector de votantes, que al parecer, retomarán con beneplácito, los idearios de éstos otros partidos políticos,  en los que sí sienten un verdadero apoyo a sus demandas y que en algún momento, pudieron darles la espalda, por la presencia de Ramírez Arana, como líder del PRI en la capital. Hoy por hoy, habrá que ver, como intenta subsanar este gran reto al que se enfrenta el Revolucionario Institucional del D.F. o de plano se darán por vencidos y eliminarán de un plumazo el tema, al interior de su instituto político, generando erróneamente, un gran retroceso en materia de reconocimiento de derechos políticos lgbttti.

Comentarios con Facebook