Crecen en España protestas por recortes

concentracion gamonal 06.jpg
Por Miguel Lozano

Madrid, 17 ene (PL) Los disturbios esta semana en la ciudad de Burgos, comunidad autónoma de Castilla y León, provocaron acciones de respaldo en varias regiones de España que refuerzan un movimiento de protesta contra la política de recortes.

Los incidentes se iniciaron en Gamonal, un barrio obrero de Burgos con los más altos niveles de desempleo de la ciudad, cuyos vecinos rechazan se dediquen ocho millones de euros a un rediseño urbanístico en una zona muy afectada por la crisis.

Es absurdo dar ocho millones de euros para la construcción del bulevar pero no 187 mil euros para reformar una guardería, dijo al diario digital Público Laura Pérez, madre de cinco niños, quen en 2013 luchó contra el cierre de una guardería en el barrio.

De acuerdo con sus declaraciones en la ciudad hay más de siete mil niños de uno a tres años, pero el ayuntamiento sólo oferta 306 plazas.

Pérez ilustra el grado de sensibilidad existente, catalizador de las protestas que provocaron la suspensión de la obra luego de quema de contenedores de basura, enfrentamientos con la policía y casi medio centenar de detenidos.

Las protestas fueron apoyadas en Madrid y otras ciudades como expresión de una situación que sigue siendo muy difícil para la población, pese a las declaraciones del gobierno sobre la recuperación, a partir de datos macroeconómicos.

En opinión de Pedro de Palacio, coordinador de Izquierda Unida en Burgos y Raúl Salinero, concejal de la ciudad, los incidentes tienen su origen en una política de saqueo a los ciudadanos y concentración de la riqueza.

Bancos que financian el fiestón urbanístico y constructoras conectadas con el sector financiero se llevan la tajada y concentran la propiedad que sostiene a partidos subordinados a las élites económicas, afirmaron los políticos en un artículo reciente.

Según las estadísticas municipales en Gamonal las altas cifras de desempleo y pobreza van acompañadas por los recortes aplicados para enfrentar la crisis y la mitad de los parados no cobran subsidio.

Las protestas contra el rediseño urbanístico y la construcción de un estacionamiento privado se inició después de dos años durante los cuales los vecinos expusieron sus argumentos contra las obras.

La semana dejó un triunfo, al menos temporal, para los residentes de Gamonal con la paralización de los trabajos, pero también expuso a nivel nacional una situación con la cual se identificaron grupos de personas en otras regiones del país.

Las marchas en Gamonal continúan en reclamo de la detención definitiva de las obras y la salida de Burgos de cuerpos antimotines enviados para enfrentar las protestas, mientras acciones similares se anunciaron también en otras ciudades.

El movimiento ilustra, en opinión de observadores, la sensibilidad de la parte de la población más afectada por la crisis que no ve llegar las mejoras, mientras las autoridades afirman que lo peor ya pasó y España inició el camino a la recuperación.

Comentarios con Facebook