Ciencia y SaludVolver a Ciencia y Salud

Temen por futuro del rinoceronte surafricano

rinoceronte blanco y su cria

Pretoria, 18 ene (PL) La población de rinocerontes en Sudáfrica está cerca de un punto de inflexión después de que cazadores furtivos mataron a más de mil paquidermos durante 2013, casi 50 por ciento más que en 2012.

Un total de mil cuatro de estos cuadrúpedos fueron cazados el año pasado, confirmaron funcionarios estatales y subrayaron que la cifra contrasta con los 668 que murieron de forma ilegal en 2012.

El kilogramo de cuerno de rinoceronte se puede vender a unos 25 mil dólares en varias regiones de Asia, donde es apreciado como un ingrediente clave para una medicina tradicional.

La noticia aumenta la preocupación general por el futuro de estos mamíferos en Sudáfrica, país que tiene una población de 20 mil animales.

Los sitios con más incidencias de matanzas ilícitas son el Parque Nacional Kruger y perímetros en la frontera con Mozambique. Expertos policiales advierten además sobre nexos entre las bandas criminales responsables por el contrabando de cuernos y grupos delictivos dedicados al tráfico de personas, narcotráfico y el comercio ilegal de armamentos.

La Interpol explicó que la localización de los cazadores ilegales se ha vuelto bastante engorrosa porque se trata de individuos que operan en zonas fronterizas y regularmente cargan con pertrechos militares de avanzada tecnología.

Según la Unión Internacional de Conservación Natural, desde 1970 la población mundial de rinocerontes ha declinado en 78 por ciento con perjuicio sobre todo para las especies asiático de java, sumatra, indio, blanco y el negro africano.

En países asiáticos un cuerno de rinoceronte se ha llegado a comprar en 370 mil dólares, aunque las condenas por el trasiego pueden sobrepasar 40 años de prisión.

Recientes estadísticas indican que la funesta tendencia afecta además a la fauna de Malawi, Zimbabwe, Angola, Kenya, Swazilandia, Botswana, Mozambique y Namibia.

Una Cumbre Ecológica en Londres, el próximo mes, buscará compromisos de los Estados para combatir la creciente amenaza global que representa el tráfico ilegal de vida silvestre.

Comentarios con Facebook