Putin califica de retrogrado boicot a Olimpiada en Sochi

olimpiada-sochi

Moscú, 19 ene (PL) El presidente ruso, Vladimir Putin, calificó de pensamiento retrograda los llamados a boicotear las Olimpiadas de Invierno, que tendrán lugar en Sochi, del 7 al 23 de febrero.

No pienso que sean una manifestación de la guerra fría, pero si de una lucha de concurrencia, afirmó Putin en entrevista que transmite este domingo el canal federal Rossia 24.

Insistió el mandatario en que las reclamaciones a Rusia, por ejemplo, en la esfera de los derechos a las minorías sexuales, constituyen un rudimento y pensamientos retrógradas.

El mandatario aclaró, en relación con el tema, que la legislación rusa no contempla responsabilidad penal por esa orientación, en tanto recordó que el homosexualismo se persigue en algunos territorios de Estados Unidos, y preguntó por qué nadie habla de ello.

De otro lado, en entrevista concedida a varios canales rusos y extranjeros, Putin subrayó que el propósito central de la celebración de las Olimpiadas de Invierno ofrece una buena oportunidad de mostrar una nueva Rusia al mundo.

Los Juegos, agregó, dan un fuerte impulso al desarrollo al interior del país, y al deporte de masas en general.

Queremos que participantes, invitados y periodistas aprecien una nueva Rusia, vean su rostro, sus posibilidades y la miren sin prejuicios, con ideas frescas. “No son mis ambiciones personales, es un interés común de nuestro Estado y pueblo”, expresó.

A renglón seguido, el gobernante dijo confiar en que ello debe conducir a resultados positivos y a coadyuvar en la consolidación de las relaciones de Rusia con sus socios, de todo el mundo.

En cuanto a la seguridad de la cita deportiva, que acoge Rusia por primera vez, Putin aseguró que se han adoptado medidas eficaces para garantizarla.

Consideró que no deben mostrar debilidad ni miedo ante las amenazas de los terroristas y exhortó a la comunidad internacional a unir sus fuerzas contra los actos inhumanos del terrorismo, cuyas víctimas son en su mayoría personas inocentes.

Nuestra tarea y la de los organizadores, recalcó Putin, es garantizar la seguridad de los participantes e invitados a esta fiesta del deporte, y haremos todo lo posible para que así sea, enfatizó el estadista ruso.

Inquirido acerca de hechos de corrupción vinculados con las obras de Sochi, el mandatario refutó la existencia de algún caso en los proyectos constructivos.

Admitió, sin embargo, situaciones con el encarecimiento de los costos de las obras, lo cual, por otra parte, dijo, es común en la práctica de los contratistas en todo el mundo.

Nuestra tarea debe consistir en rebajar los costos, logrando calidad en las ejecuciones y rendimiento de los plazos previstos, indicó el Presidente.

Aseguró, por último, que todas las instalaciones de Sochi están listas para acoger a los invitados y participantes en las competencias.

Comentarios con Facebook