Califican de cosméticas las reformas de Obama a agencia de espionaje

Agencia-de-Seguridad-Nacional-NSA-610x332

Ottawa, 20 ene (PL) Las reformas a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) anunciadas por el presidente estadounidense, Barack Obama, constituyen solo cambios cosméticos a esa entidad de espionaje, asegura hoy un artículo de la institución académica canadiense Global Research.

El plan es apenas un intento calculado para calmar el furor de los ciudadanos norteamericanos y de otros países contra las actividades de vigilancia de Washington en todo el mundo, agrega el documento publicado en la página digital de la organización.

Estas supuestas transformaciones no significan un giro fundamental en las misiones de obtención de inteligencia, añade el texto firmado por Abdus Sattar Ghazali.

El autor recuerda que estas “reformas” salieron a la luz un día después que el diario británico The Guardian reportara que la NSA recolecta casi dos millones de mensajes de texto diariamente, con información electrónica de estadistas y ciudadanos comunes.

En un discurso el viernes pasado en el Departamento de Justicia en Washington, Obama emitió nuevas reglas para las controversiales prácticas de de la NSA, denunciadas en 2013 por el excontratista Edward Snowden, refugiado actualmente en Rusia.

El mandatario prometió poner fin al almacenamiento masivo de datos telefónicos obtenidos por la NSA a través del control que ejerce prácticamente sobre todas las llamadas que realizan los estadounidenses, motivo de constantes denuncias de grupos proderechos civiles.

El Fiscal General de Estados Unidos, en coordinación con el Congreso y los jefes de todas las agencias de inteligencia, dirigirá la implementación de un método alternativo de guardar esa información y presentará un informe sobre el tema en un plazo de 60 días, según la directiva presidencial.

Comentarios con Facebook