Desafío

RAFA LORET
Por Rafael Loret de Mola

*Políticos o Actores

*Las “Reglas de Oro”

*Enviarlos al Paredón

Ya estás más que hablado acerca de las desviaciones de la clase política en México, las deformaciones de los conceptos –mandante o mandatario; estado, gobierno y nación-, y las constantes alianzas soterradas en el linde, o más allá, de lo absurdo, entre otras tropelías las puestas de acuerdo manipuladas por las conveniencias sectarias y no por voluntad de quienes otorgan representatividad a los órganos de gobierno, es decir la sociedad en su conjunto. De igual manera, en este espacio, hemos mencionado que la endeble democracia nuestra se ha entrampado en un accionar sectario, faccioso, por parte de los partidos políticos y del propio gobierno de la República. Es como estar situados en medio de la nada bajo una densa neblina que impide observar la perspectiva.

¿Hacia dónde camina la clase política??Es su única ambición, acaso, la conquista del poder? Lo segundo es, desde luego, válido… siempre y cuando las pasiones se desborden, de tal manera, que se pierda el punto de partido, precisamente la representación ostentada por cada uno de los actores “institucionales”; si se habla “de todo México”, un concepto francamente caduco por el uso extremo del término, no se debe olvidar un hecho incontrovertible: también los adversarios y críticos, tan odiados cuando desnudan intenciones malsanas, son parte del “todo” lo quieran o no cuantos preferían estar en nichos inalcanzables, cómodos, como los construidos por los caciques regionales y el principal de todos, el nacional, con tiempo perentorio en Los Pinos.

Sigo sin entender cómo es que la izquierda se divide por minucias y no, por ejemplo, por asuntos más graves como coludirse con la derecha en más de una decena de entidades para, supuestamente, repartirse el pastel del poder. Esto me parece más inmoral que acusarse sobre si se debió o no firmar el “Pacto por México” que, en todo caso y aunque no sirviera para los fines previstos, más bien no fue útil para nada, conllevaba la intención original de asegurar la gobernabilidad del país hasta hoy entrampada, precisamente, por los sectarismos extremos, partidistas, que han convertido a la política en un concurso interminable de chantajes.

Martí Batres Guadarrama, quien pasó de ser universitario rijoso a radical por conveniencia, asevera, además que el PRD, del cual se desprendió para seguir de manera incondicional a su icono, Andrés Manuel López Obrador, alegó sin otro fundamento salvo su criterio la responsabilidad de la dirigencia perredista en las reformas impopulares recientemente promulgadas por el hecho de haber firmado el mentado “Pacto”. Y no explica cómo podría ser así si en tal documento ni siquiera se avizoraba, como no ocurrió durante la campaña presidencial ni cuando asumió peña nieto la Presidencia un día antes y dictó sus primeras “trece decisiones”, la costosa reforma energética lista a convertir las antiguas concesiones en “contratos” para beneficio, sobre todo, de los consorcios extranjeros. La vergüenza mayor es que el ex presidente vicente fox, panista ahora renegado, aparezca como traficante de influencias o prestanombres para obtener líneas favorables a los consorcios del exterior, estadounidenses y españoles sobre todo, con sus respectivas comisiones.

Por desgracia, la amnesia colectiva nos paraliza. ¿Cuántos recuerdan que, sin reforma de por medio, la administración foxista concedió “contratos” –el mismo término usado por los cabilderos del peñismo-, por mil 418 millones de pesos, en materia energética, a la llamada “iniciativa privada”, repleta de socios de los grandes emporios multinacionales? Pues así fue, y el mismo trato siguió durante el execrable régimen de calderón a quien igualmente se señala como benefactor de la empresa petrolera Repsol, española, antes y después de la muerte violenta de su “delfín” Juan Camilo Mouriño Terrazo, luego de que éste iniciara las negociaciones respectivas igualmente para asegurar un “mando único” entre los poderosos cárteles mexicanos. No hay casualidades sino desmemoria.

¿Por qué, entonces, en lugar de dividirse por interpretaciones sesgadas, la izquierda no realiza las averiguaciones necesarias para denunciar, penalmente, a los ex mandatarios de derecha que comenzaron a dar forma a una reforma sin aval del Congreso y a favor de los grandes capitales?¿No sonaría esto bastante más lógico que estrellarse en el muro de las lamentaciones internas? No es correlativo el “pacto”, cuya vigencia duró un suspiro, con la reforma energética, jamás propuesta al reasumir el PRI el poder presidencial. Desde luego, no es posible soslayar el hecho de que fueron los legisladores perredistas quienes elevaron las voces para tratar de evitar la alianza del gobierno, el PRI y el PAN, calificando al presidente en curso como “traidor a la patria” lo mismo que a sus pares en fase de aprobar, por disciplina y no tanto por convicción, la iniciativa de Los Pinos.

¿Por qué, entonces, quienes buscan la fundación de MORENA, destinada en buena medida a pulverizar a la izquierda todavía más para asegurar una tercera candidatura presidencial de López Obrador, con todo y su infarto y sus secuelas, no se unieron alrededor de la iniciativa presentada por el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, ponderada y útil, sin extremismos absurdos que ya no caben en una política moderna, y prefirieron privilegiar otra, acreditada a Andrés Manuel pero realizada por la mano de un ex priísta cuya abyección no requiere de discusión alguna, manuel bartlett díaz, el represor, por antonomasia?

Éste sí fue un pecado mortal, injustificado, por el que la historia habrá de dar una sentencia poco feliz para los “morenistas”. Como igualmente, ya va siendo hora de que la dirigencia perredista vuelva a la congruencia y no siga favoreciendo candidaturas aliancistas en unión con su enemigo natural, el derechista Acción Nacional, y sin frutos visibles para el PRD; por lo general, salvo alguna excepción dudosa, los mandatarios que han surgido de ellas se han inclinado hacia la derecha con soslayo de quienes fraguaron, como prioridad, evitar las victorias del PRI, partido con el cual, pese a su crónica negra, tienen bastante más afinidades políticas y de origen.

No se puede borrar una realidad igualmente indiscutible: la mayor parte de las dirigencias que han rodeado a López Obrador han salido del otrora partido invencible, ocupante de nuevo del poder presidencial. Y, en cambio, ocurre que en el PRD, salvo alguna excepción como la de Marcelo Ebrard Casaubón, perviven quienes se formaron en y por la izquierda además de haber sido quienes exaltaron la presencia y figura de Andrés Manuel. Ni modo de negar este antecedente para descubrir los verdaderos signos e intenciones de la nueva causa partidista pulverizadora. ¿Lo habrá pensado dos veces el aguantador tabasqueño surgido como el último de los líderes naturales del país y quien mantiene, quiérase o no, un extraordinario poder de convocatoria aunque se piense, por momentos, que éste mengua para luego volver a prenderse? De cualquier manera, el capital política también se pierde cuando se juega a la “bolsa” de las elecciones con el único fin de protestar, de antemano, por los desequilibrios de los procesos y los consiguientes resultados.

El histrionismo se apodera de la vida institucional: todos fingen, todos simulan y nadie habla de los propósitos reales enterrados como si estuviéramos en un enorme panteón en donde yacen las ideas, las banderas sociales y la moral pública. Es éste, sin duda, el verdadero retroceso que altera la vida del país y nos coloca en posición de indefensión ante los intereses injerentistas del norte y allende el mar.

Debate

Fue Manuel Camacho Solís, aún uno de los principales consejeros de Andrés Manuel a pesar de los diferendos entre éste y su antiguo discípulo Marcelo Ebrard por el momento aspirante a la dirigencia nacional del PRD en pugna contra el divisionismo de la izquierda –acaso como estrategia para desplazar a López Obrador como abanderado capaz de aglutinar-, quien me habó, cuando fungía como regente de la ciudad de México durante el salinismo trágico, de las “reglas de oro” del sistema político mexicano, punto central de su tesis profesional y lo hizo con relación, precisamente, con el referente de dónde debían situarse los ex mandatarios:

–Los ex presidentes –me dijo entonces- no deben hablar; tuvieron su momento y lo aprovecharon hasta la saciedad. Cuando cesan deben dejar al nuevo gobierno andar por su cuenta.

Interrumpió así la mediación que le había dado el señor salinas de gortari para acordar una mesa redonda con los ex mandatarios con la perspectiva de recoger diferendos y explicaciones en un libro que sirviera, precisamente, para despejar algunos de los grandes secretos imposibles de digerir tras genocidios, magnicidios y saqueos desmedidos. Pero, contra nuestras expectativas, Camacho no sólo se hizo a un lado sino boicoteó el proyecto de manera descarada y sin medir, naturalmente, que así le enviaba un mensaje –acaso sin quererlo- a su entonces jefe, el presidente salinas. Era como decirle: “si yo llego a la silla, tú estarás completamente fuera”; una sentencia inaceptable por aquellos días de autoritarismo sin fin. Tampoco lo supo medir Luis Donaldo Colosio.

Ahora todo está al revés; y ello, explicablemente, produce confusión y resta autoridad moral a cada uno de los viejos priístas convertidos en opositores con pieles de oveja y dentadura de lobos… pero sin garras.

La Anécdota

Uno de mis mejores amigos, conocedor profundo de la política a la mexicana, llegó a decirme un día con una lucidez que sólo comprendí andado el tiempo:

–Los ex presidentes, después de seis años de gloria y honores en los que han ejercido el poder omnímodo, sin nadie que se atreva a decirles un “no”, debieran acceder a una sentencia fatal: el fusilamiento apenas terminaran su periodo constitucional.

–¿Y eso por qué? –pregunté, con cierta timidez-.

–Sencillo: así no serían un lacre que detiene la nave de la República y podríamos intentar armar un nuevo ciclo.

Observando a fox, calderón, también zedillo y salinas –al nonagenario echeverría ya no le nombro por su caducidad evidente-, debo presumir el acierto de aquella sentencia.

– – – – – – – – – – – – – – –

Web: www.rafael-loretdemola.mx

E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com

UNOS INSISTEN EN QUE EL SEÑOR peña nieto ESTÁ PREPARANDO SU REELECCIÓN, OPTIMISTA POR LOS APOYOS DEL EXTERIOR Y LOS TANTOS HONORES QUE DE ALLÍ PROVIENEN; OTROS, AL CONTRARIO, AUGURAN UN FIN DE SU MANDATO ANTES DE CUMPLIRSE EL SEXENIO. ENTRE ESTOS ÚLTIMOS SE ENCUENTRAN LO MISMO LOS RADICALES DE “MORENA” COMO ALGUNOS INTELECTUALES DE DERECHA, ES DECIR QUIENES NO SUPIERON, PORQUE NO PODÍAN, CÓMO DEFENDER AL VULNERABLE calderón CUYA FIGURA NI SIQUIERA HA SIDO MOTIVO DE INDAGTORIA ALGUNA; IGUAL QUE LOS MARIHUANEROS fox. YA VA SIENDO HORA DE QUE LA JUSTICIA FUNCIONE EN ESTE PAÍS.

Comentarios con Facebook