LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Exigen a Gobierno colombiano pronto pago de subsidio a cafeteros

cafe

 

Bogotá, 20 ene (PL) El presidente de la Cámara de Representantes, Hernán Penagos, instó hoy al Gobierno colombiano a establecer mecanismos universales y transparentes que garanticen el pago del Auxilio de Protección del Ingreso Cafetero (PIC) a unas 600 mil familias cosecheras.

Panagos consideró inadmisible que, aun cuando se dispone de los recursos apropiados, no se hayan alistado, hasta la fecha, las medidas para el pago del subsidio consistente en 165 mil pesos (unos 87 dólares) por carga de 125 kilogramos, del que quedaron fuera 200 mil cosecheros en 2013.

A su juicio, es preocupante que muchos caficultores continúen con su producción almacenada en espera de conocer la forma en que se hará el pago del PIC, mientras otros que incluso vendieron ya parte de su producción ignoren si las ventas realizadas en los primeros 15 días serán cobijados con ese incentivo.

El congresista, que ha presidido varias reuniones de concertación entre el gremio caficultor y el Gobierno, aseguró que las autoridades deben tener en cuenta que en 2014 los precios del grano están por debajo de los costos de producción.

De ahí la urgencia de que los cosecheros reciban la ayuda prometida, puntualizó, para aliviar en parte la crisis que aún se refleja en el sector, cuyo climax se precipitó en 2013 con la huelga nacional del 25 de febrero al 8 de marzo que mantuvo en vilo al Gobierno.

Panagos espera que las autoridades definan el mecanismo correspondiente, que ojalá sea idéntico al que se venía proyectando para el presente año, dijo, a fin de transmitir una mayor tranquilidad al sector.

Desde mediados de 2013, los caficultores denuncian irregularidades en el pago del PIC y las distorsiones que ha sufrido ese proceso, así como el incumplimiento de uno de los acuerdos pactados para sellar la huelga de 213: la condonación de las deudas con el Banco Agrario.

Los incumplimientos son evidentes, dijo en noviembre último Franklin Echeverri, coodinador del Movimiento por la Dignidad Cafetera, durante la decimotercera Asamblea de esa organización en el central departamento de Risaralda, uno de los integrantes del llamado Eje Cafetero.

“Vamos a demostrar que no somos un puñado de politiqueros como nos han tildado, sino un montón de agricultores colombianos inconformes con el tratamiento que nos están dando”, afirmó por su parte el delegado del departamento del Quindío, Dimas Arias, en esa ocasión.

La caficultura colombiana se halla en estado de coma, apostilló entonces.

Los productores del grano anunciaron que se reunirán en asamblea este mes para analizar la posibilidad de un nuevo paro nacional.

 

Bogotá, 20 ene (PL) El presidente de la Cámara de Representantes, Hernán Penagos, instó hoy al Gobierno colombiano a establecer mecanismos universales y transparentes que garanticen el pago del Auxilio de Protección del Ingreso Cafetero (PIC) a unas 600 mil familias cosecheras.

Panagos consideró inadmisible que, aun cuando se dispone de los recursos apropiados, no se hayan alistado, hasta la fecha, las medidas para el pago del subsidio consistente en 165 mil pesos (unos 87 dólares) por carga de 125 kilogramos, del que quedaron fuera 200 mil cosecheros en 2013.

A su juicio, es preocupante que muchos caficultores continúen con su producción almacenada en espera de conocer la forma en que se hará el pago del PIC, mientras otros que incluso vendieron ya parte de su producción ignoren si las ventas realizadas en los primeros 15 días serán cobijados con ese incentivo.

El congresista, que ha presidido varias reuniones de concertación entre el gremio caficultor y el Gobierno, aseguró que las autoridades deben tener en cuenta que en 2014 los precios del grano están por debajo de los costos de producción.

De ahí la urgencia de que los cosecheros reciban la ayuda prometida, puntualizó, para aliviar en parte la crisis que aún se refleja en el sector, cuyo climax se precipitó en 2013 con la huelga nacional del 25 de febrero al 8 de marzo que mantuvo en vilo al Gobierno.

Panagos espera que las autoridades definan el mecanismo correspondiente, que ojalá sea idéntico al que se venía proyectando para el presente año, dijo, a fin de transmitir una mayor tranquilidad al sector.

Desde mediados de 2013, los caficultores denuncian irregularidades en el pago del PIC y las distorsiones que ha sufrido ese proceso, así como el incumplimiento de uno de los acuerdos pactados para sellar la huelga de 213: la condonación de las deudas con el Banco Agrario.

Los incumplimientos son evidentes, dijo en noviembre último Franklin Echeverri, coodinador del Movimiento por la Dignidad Cafetera, durante la decimotercera Asamblea de esa organización en el central departamento de Risaralda, uno de los integrantes del llamado Eje Cafetero.

“Vamos a demostrar que no somos un puñado de politiqueros como nos han tildado, sino un montón de agricultores colombianos inconformes con el tratamiento que nos están dando”, afirmó por su parte el delegado del departamento del Quindío, Dimas Arias, en esa ocasión.

La caficultura colombiana se halla en estado de coma, apostilló entonces.

Los productores del grano anunciaron que se reunirán en asamblea este mes para analizar la posibilidad de un nuevo paro nacional.

Comentarios con Facebook