Fallece gran director de orquesta italiano Claudio Abbado

claudio-abbado-mahler-symphonie-n-6_d_jpg_720x405_crop_upscale_q95

Roma, 20 ene (PL) El célebre director de orquesta Claudio Abbado falleció hoy a los 80 años de edad, en la ciudad de Bolonia, norte de Italia.

Contrario al estereotipo del director de orquesta tiránico, Abbado fue admirado por su humildad y el afán de compartir sin discriminaciones, especialmente con las nuevas generaciones de artistas en Europa y América Latina.

El otrora director de la Scala de Milán (1968-1986) trabajó estrechamente con el Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, país donde dirigió conciertos memorables.

Con la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, el sucesor de Herbert von Karajan en la Filarmónica de Berlín realizó giras por Europa y América.

La Opera de Viena, que de 1986 a 1991 el maestro dirigió; y el Festival de Verano de Salzburgo, lamentaron este lunes la muerte de Abbado, a quién definen como uno de los músicos más importantes de los últimos tiempos.

La institución vienesa izó una bandera negra en señal de luto y, según anunció, rendirá homenaje en los próximos días con la puesta de Boris Godunov, de Modest Musorgski, la última ópera que Abbado dirigió en ese célebre teatro.

Diversas autoridades culturales del mundo, críticos de arte y músicos coinciden en nombrarlo como uno de los directores de orquesta más talentosos de la historia contemporánea.

La familia de Abbado solicitó esta mañana en un comunicado público no enviar flores a su funeral sino homenajear el recuerdo del prestigioso director mediante donaciones que serán destinadas al Centro de Hematología y Oncología pediátrica de Bolonia.

El gobierno de Italia nombró al maestro senador vitalicio en 2013 y Abbado, como era lógico en él, había decidido destinar su sueldo a la Escuela de Música de la pequeña localidad de Fiesole, un intento más de promover la música clásica dentro de su país.

Roma, 20 ene (PL) El célebre director de orquesta Claudio Abbado falleció hoy a los 80 años de edad, en la ciudad de Bolonia, norte de Italia.

Contrario al estereotipo del director de orquesta tiránico, Abbado fue admirado por su humildad y el afán de compartir sin discriminaciones, especialmente con las nuevas generaciones de artistas en Europa y América Latina.

El otrora director de la Scala de Milán (1968-1986) trabajó estrechamente con el Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, país donde dirigió conciertos memorables.

Con la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, el sucesor de Herbert von Karajan en la Filarmónica de Berlín realizó giras por Europa y América.

La Opera de Viena, que de 1986 a 1991 el maestro dirigió; y el Festival de Verano de Salzburgo, lamentaron este lunes la muerte de Abbado, a quién definen como uno de los músicos más importantes de los últimos tiempos.

La institución vienesa izó una bandera negra en señal de luto y, según anunció, rendirá homenaje en los próximos días con la puesta de Boris Godunov, de Modest Musorgski, la última ópera que Abbado dirigió en ese célebre teatro.

Diversas autoridades culturales del mundo, críticos de arte y músicos coinciden en nombrarlo como uno de los directores de orquesta más talentosos de la historia contemporánea.

La familia de Abbado solicitó esta mañana en un comunicado público no enviar flores a su funeral sino homenajear el recuerdo del prestigioso director mediante donaciones que serán destinadas al Centro de Hematología y Oncología pediátrica de Bolonia.

El gobierno de Italia nombró al maestro senador vitalicio en 2013 y Abbado, como era lógico en él, había decidido destinar su sueldo a la Escuela de Música de la pequeña localidad de Fiesole, un intento más de promover la música clásica dentro de su país.

Comentarios con Facebook