Arranca Conferencia de Ginebra II en complejo escenario

TOSHIBA CAMCORDER
Por Carmen Esquivel Sarría

Montreux, 22 ene (PL) La Conferencia de Ginebra II sobre Siria arranca hoy aquí en un complejo escenario, marcado por la exclusión de Irán de las conversaciones y la visible falta de voluntad de una oposición dividida de encontrar soluciones a la crisis.

El conflicto sirio, iniciado hace casi tres años, ha sido instigado y apoyado desde el exterior, a juzgar por las acciones de miles de extranjeros armados, muchos de ellos asociados a la red al Qaeda y procedentes de más de 80 países, quienes se dedican a sembrar el terror en ese estado árabe.

Una solución política pasa ante todo por detener completamente el terrorismo, así como por ejercer presión sobre los países que lo apoyan y patrocinan, afirmó el presidente Bashar al-Assad en un encuentro en Damasco con la delegación oficial a la cita.

El mandatario rechazó cualquier injerencia en los asuntos internos y llamó a los delegados a poner los intereses del pueblo por encima de cualquier consideración.

Por su parte, la llamada Coalición Nacional para las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria (Cnfros), que surgió en Catar, tiene sede en Estambul y cuyos dirigentes viven fuera del país, ha tratado de imponer condicionamientos a su asistencia al encuentro.

Después de varias dilaciones, apenas el fin de semana último la Cnfros decidió acudir a Ginebra II, en una votación donde sólo participaron 75 de sus 120 representantes.

Dos días después esta coalición puso en peligro la reunión al amenazar con boicotearla, si Irán participaba en el encuentro.

Tanto la Cnfros, como sus aliados del Golfo y de Occidente, pretenden que Teherán acepte la formación de un gobierno de transición en Siria, sin la presencia del presidente al-Assad.

“Dejamos claro que iríamos sin precondiciones”, declaró la portavoz de Exteriores iraní, Marzié Afjam, quien lamentó la decisión de la ONU de retirar la invitación a su país por presiones de la oposición y de Estados Unidos.

Irán es un actor importante en la búsqueda de una solución al conflicto y su exclusión impide un acuerdo global al no estar implicadas todas las partes influyentes, consideraron diplomáticos.

En la cita que comienza hoy en esta urbe suiza y continúa el viernes en Ginebra participarán 39 países, entre ellos los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido y China.

El primer orador será el presidente de Suiza, Didier Burkhalter, en calidad de país anfitrión, y le seguirán el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon; el canciller ruso, Serguei Lavrov, y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

A continuación harán uso de la palabra el responsable de la delegación del gobierno sirio, canciller Walid al Mualem, y el jefe de la Cnfros, Ahmed Yarba.

Las negociaciones directas entre el gobierno y la oposición siria tendrán lugar el viernes en Ginebra en presencia del mediador de la ONU y la Liga Árabe, Lajdar Brahimi.

Comentarios con Facebook