La Ciudad de México se pone espectral de nuevo

Pres-Ciudad-fantasma-2-280x210
Por Irma Gallo

CIUDAD DE MÉXICO, México, (N22).- La idea original de Vicente Quirarte y mía para la antología Ciudad Fantasma fue, desde un principio, crear un sólo ejemplar. La mayoría de los relatos, de los casi 30 relatos que aparecen en el tomo I y en el tomo II, los teníamos contemplados desde el inicio, explicó Bernardo Esquinca, compilador del volumen.

Sin embargo, en un sólo tomo Ciudad Fantasma habría sido un libro demasiado voluminoso, y por lo tanto, muy caro para el lector. Así fue que se tomó la decisión de publicarlo en dos tomos, el segundo de los cuales ya está a la venta.

Para Esquinca, la espera del segundo volumen creó una inusitada expectativa en los lectores, lo cual, en términos editoriales funcionó ya que adelantaron su salida al mercado.

“Teníamos dos criterios muy claros desde el principio y procuramos casi no movernos de ahí, porque eso nos ayudó a ir haciendo una criba entre muchos textos que también se nos antojaba incluir. Por supuesto, que fuera la Ciudad de México el protagonista principal, y además, que todos los relatos tuvieran un marcado tono sobre natural”.

Ciudad fantasma II incluye relatos de autores de distintas generaciones, del siglo XIX al XXI, como Manuel Payno, Carlos Fuentes, Luis Jorge Boone y Roberto Coria Monter.

Eran, de hecho, las dos pasiones que compartimos Vicente Quirarte y yo: el amor por la Ciudad de México, por esta caótica y hermosa ciudad, o como decía José Emilio Pacheco, este monstruo gris que es la Ciudad de México, y también, por supuesto, la literatura de la imaginación como le llama Alberto Chimal. Eran los dos ingredientes clave, concluyó.

Comentarios con Facebook