Morbo sin Photoshop

lena-ng
Más de una vez se ha demostrado que en el ánimo de subrayar la perfección, las revistas hacen uso exagerado de las herramientas digitales para "corregir" todo aquello que les parece poco estético.

(ng) El caso más sonado de los últimos días es la portada de la actriz Lena Dunham para “Vogue” USA. Conocida por su éxito en series como “Girls”, esta chica es aplaudida por el toque de comedia que logra, no precisamente por ser una top model con medidas perfectas.

Ser amiga de Anna Wintour le dio un paso a esta actriz para entrar a ese juego de exponer su “belleza”, y aunque se dice muy contenta con cada una de sus curvas, al llegar a este proyecto se dio cuenta que todo eso que la hace feliz y orgullosa, no es precisamente lo que una revista de moda quería mostrar.

Pronto comenzaron las críticas que mostraban a Dunham como una víctima más del Photoshop, por lo que el portal Jezebel no dudó en ofrecer 10 mil dólares a quien les hiciera llegar las imágenes originales tomada por la fotógrafa Annie Leibovitz, y en las que se notara cómo es la actriz sin retoque.

“Al cabo de dos horas de ofrecer 10 mil dólares para las imágenes sin retocar de la sesión fotográfica de Annie Leibovitz con la estrella de HBO, hemos recibido seis imágenes supuestamente inalteradas. Como era de esperar, son geniales. Lena tiene un aspecto fantástico. Aparte de los obvios ajustes de iluminación que cualquier publicación haría, las imágenes sin retocar son bastante perfectas. Lo que hace que algunos de los ajustes -estrechar ligeramente la mandíbula o elevar una cintura – parece muy innecesario”, dio a conocer el portal.

Sin embargo, el morbo no terminó ahí, y Jezebel se dio a la tarea de hacer varias imágenes animadas donde a simple vista se pudiera notar el antes y después del retoque de las fotos.

El mismo portal buscó a la actriz para preguntarle su opinión tras ser intervenida con Photoshop, a lo que ella les respondió: “Una revista de moda es como una hermosa fantasía. ‘Vogue’ no es el lugar en el que vamos a mirar a las mujeres reales, Vogue es el lugar donde vamos a mirar ropa hermosa y lugares de fantasía y escapismo. Así me siento, como si la historia me reflejara a mí. Da la casualidad que llevaba un hermoso vestido de Prada y estaba rodeada de hermosos hombres y perros, ¿cuál es el problema? Si quieren ver cómo realmente me veo, pues vengan al show que hago cada semana”.

Comentarios con Facebook