Niegan que ley sanitaria afecte control demócrata en Senado de EE.UU.

senado-eeuu60114

Washington, 26 ene (PL) El secretario de prensa de la Casa Blanca, Jay Carney, desestimó hoy que los problemas en la aplicación de la ley sanitaria del presidente Barack Obama, derive en la pérdida del control del Senado por parte de los demócratas.

De igual forma, Carney cuestionó que los republicanos puedan obtener réditos favorables si convierten el tema en el centro de sus campañas para las elecciones de medio término, en noviembre próximo.

Los republicanos tendrán que explicar por qué insisten en derogar la ley que reporta beneficios a los ciudadanos, subrayó el vocero en el programa This Week, de la cadena televisiva ABC News.

La bautizada como ObamaCare suscita opiniones encontradas, desde los abiertos defensores, que la califican como oportunidad para que todos los norteamericanos dispongan de cobertura médica, hasta los acérrimos antagonistas, quines rechazan la obligatoriedad de su mandato y los costos para las economías individuales.

Las fallas técnicas y lentitud en la navegación de la página web gubernamental que permite la compra de los seguros, desató a inicios de octubre un alud de críticas de quienes abogan, además, por la derogación de la iniciativa.

Por si fuera poco, unos cinco millones de personas conocieron que sus planes de seguro estaban siendo cancelados, por no cumplir los estándares de la nueva legislación, si bien el mandatario prometió que podrían continuar con sus anteriores paquetes de cuidados.

Aunque la administración dio por solucionados los problemas, tales estropicios lastraron de manera notable la popularidad de Obama y los demócratas, además de ser usado por los conservadores para atacar a sus rivales políticos y blandirlo como tema de campaña para las elecciones al Congreso en noviembre.

Una encuesta del diario The Washington Post y la cadena televisiva ABC News que vio la luz este domingo mostró que un 59 por ciento de los estadounidenses deplora la forma en que ha sido implementada la reforma de salud.

Carney también arremetió contra los republicanos y les achacó la responsabilidad por el cierre del Gobierno durante 16 días, en octubre último, ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo con los demócratas para aprobar el presupuesto federal.

Comentarios con Facebook