Pondrán a la venta dulce Marshawn Lynch

Lynch, cuya madre le daba el dulce cuando era niño, le decía que le daría poderes que lo harían correr más rápido sobre el terreno de juego y que lo harían jugar mejor. La marca ha recibido mucha publicidad del jugador en los últimos años por lo que pensaron que era tiempo de llegar a algún acuerdo. Con un ingreso de 150 millones de dólares por el producto, los Skittles son el décimo cuarto dulce más vendido en los Estados Unidos. Este domingo se espera que Lynch tenga un papel protagónico con los Halcones Marinos de Seattle cuando se midan en el Super Bowl a los Broncos de Denver.

Deja tu comentario