NO TODOS NACIMOS CON ESTRELLA

guillermo robles
Por Guillermo Robles Ramírez

El avance de la medicina, indudablemente ha hecho del hombre la posibilidad de alargar el curso de la vida y jugar un poco a una deidad terrenal en el campo científico, pues si antes se tenía un registro de que la edad promedio de vida era hasta los 60 años para extenderse a los más de 90 años en algunos países podría ser una bendición sin embargo  para los mexicanos esto pudiera resultar una pesadilla.

México está creciendo de una manera acelerada y no precisamente en una modernidad o económicamente sino en su tasa poblacional en donde el índice de la gente de la tercera edad va en aumento de una manera desmedida en donde las instituciones de salud serán insuficiente al igual que los medicamentos porque entre más viejo nos hagamos, dependeremos más de ellos.

Muchos columnistas, al igual que su servidor y otros, a nivel nacional e internacional han planteado el problema de la falta de planeación en el gobierno federal para poder atender este nuevo sector de la población y las autoridades en lugar de planear o proyectar algún plan de contingencia hace todo lo contrario; se enfocan a reformas hacendarias y energéticas que al final no dejará nada positivo para la próxima generación de la tercera edad. En lugar de ello simplemente les entrega un “estate quieto”, con una tarjeta de plástico muy similares a las que entregan en algunas tiendas comerciales como monederos   electrónicos.

Se dice que se viene una nueva generación masiva de la tercera edad porque por muchos años México fue considerado con un país joven y no precisamente geográfico sino por su población predominantemente joven pero ese grupo algún día el ciclo de la vida tenía que llegar y está apunto de su llegada en la que todos tenemos que envejecer para culminar con la muerte.

En la actualidad observamos simplemente en las noticias de cualquier tipo de comunicación ya sea prensa escrita, medios electrónicos, redes sociales, televisión, etc., las mayores quejas que hay en las instituciones de salud del país sobre todo en la mayor en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) su carencia de doctores especializados, médicos en lo familiar y sobre todo su escasez de medicamento principalmente la que corresponde para la personas de la tercera edad.

Mucho se ha advertido que de seguir así con el deficiente servicio administrativo y sacando recursos por parte de la federación para destinarlo a otro tipo de rubro muy ajeno a de la salud, la corruptelas existentes dentro del instituto, el pago de la negligencias médicas, la pérdida física de equipos de millones de pesos cuando son trasladados a otros institutos, el negocio de equipamiento médicos nuevos que al momento de su recepción son reportados como defectuosos para la devolución del mismo y poder hacer así negocios ilícitos, el crecimiento exagerado de su sindicato que lo único que se ha dedicado es ordeñar al IMSS. Esto y más llevará definitivamente a la quiebra al Seguro Social pero todo indica que el mismo personal administrativo que labora dentro de éste Instituto de salud ha empezado a acercarse a los medios de comunicación para dar aviso que ese día que tanto se habla en un futuro inmediato ya está llegó, es decir, el Seguro Social ya está en quiebra no existiendo futuro para esa nueva generación de la tercera edad para poder sostener ni siquiera su pensión por vejez, ni mucho menos tendrá capacidad para atenderlos medicamente. Otro problema dejado muy al estilo mexicano por parte de los funcionarios públicos, diputados, senadores, legisladores y quienes encabezan cualquier estado o el mismo país: Seguir jodiendo al que está más jodido.

Por lo pronto al resto de la población se le sigue engañando y encubriendo con noticias superficiales para aminorar éste tipo de impacto social al igual que el defecto que tiene cada una de las reformas que fueron necesarias únicamente para poderse colgar como premios y reconocimiento enmarcados en la pared como el reconocimiento a Luis Videgaray Caso, Secretario de Hacienda, “Secretario de Finanzas del año 2014”a nivel global y para las Américas, de la revista británica The Banker. En lo personal al igual que muchos mexicanos nadie sintió alguna mejoría en nuestros bolsillos más que en la de él y que se podría decir al “Premio al Estadista Mundial2014”, por el liderazgo de Enrique Peña Nieto para la toma de difíciles decisiones, visión y responsable al desarrollo económico y social de México. Qué opinan los más de 112 millones de mexicanos al respecto si ha mejorado sus condiciones de vida o todo es a la inversa y en espera para ese sector de la población de la tercera edad que viene en camino. Evidentemente para cualquier funcionario público, presidentes municipales y gobernadores será siempre todo lo contrario ya que su posición laboral gubernamental es la única privilegiada. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org

Comentarios con Facebook