COLUDOS O RABONES

guillermo robles
Por Guillermo Robles Ramírez

Los reclamos de los maestros de Coahuila en donde están exigiendo la devolución del subsidio del Impuesto Sobrela Renta, por parte del Gobierno del Estado, lo único que ha despertado con el resto de los coahuilenses es un sentimiento de coraje y envidia por la desigualdad en privilegios que no se conocían antes y que gracias a sus estúpidos reclamos infundados, la misma sociedad abrió los ojos ante la injusticia y cuestionamiento del por qué el resto de la población no gozo de un perdón o subsidio del 60 por ciento de los ingresos de pago nominal y/o profesional como los docentes del país.

Por una disposición del gobierno federal dentro de las reformas fiscales quedaron estipulados dichos cambios tanto para maestros y trabajos burócratas en las que ahora tendrán que pagar el Impuesto Sobrela Rentadespués de décadas que no se les había cobrado y que les digan que les fue bien al no hacerlo retroactivo dentro de los mismos cambios hacendarios así como lo estipulala Constitución Mexicanade poder aplicar la retroactividad de cualquier reforma o cambio de ley siempre y cuando se haga mención, cosa contraria al omitir su referencia aplica lo que dice nuestra carta magna de que las leyes no serán retroactivas.

En apariencia se presenta como un problema de docentes, aislado al resto del país, sin embargo, dicha disposición será de manera obligatoria a partir de abril como el último mes de gracia, más no obstante la decisión del Gobierno de Coahuila al acatar las nuevas disposiciones fiscales aprobadas por los diputados y legisladores para no incurrir en un delito de defraudación fiscal se tomó a decisión de aplicarlo en la primera quincena del mes enero para estar dentro de la misma legalidad.

Muy calladito se lo tenían los maestros dicho beneficio que ni siquiera un obrero con salario mínimo gozaba, pues a todos se los rebajaba por parte del patrón para declararlo ala Secretaríade Hacienda.

Los docentes los menos indicados de reclamar cuando gozan de muchos de los beneficios que cuentan como maestros como los préstamos para viviendas, automóviles y hasta el privilegio de tener lugares específicos con buena ubicación para la construcción de casas exclusivo para maestros, y eso sin mencionar las veces que gozan de vacaciones al igual que cualquier alumno, la cantidad de horas que no rebasan las ocho o diez horas de trabajo como muchos trabajadores tienen en el país para poder tener cuando menos dinero para los gastos básicos de alimentación, el vestir y educación.

Para muchos maestros será justo o poco el sueldo que reciben pero sin importar el ingreso este rubro de profesionistas al igual que la clase burócrata entraron a una igualdad de pago de impuesto que el resto de la población y aquí no existe justificación alguna con discursos como los formadores del futuro de México, pues una vez más muestran su egoísmo al denigrar cualquier otro trabajo y profesionistas sin importar a que se dediquen.

La prepotencia y el altanerismo  de los docentes se hicieron notar en Coahuila por haber sido el primer estado de la república en hacer efectiva la nueva disposición fiscal, pero conforme se acerque el mes de abril se va dejar venir la ola de manifestaciones de maestros por la dizque injusticia de la omisión de un impuesto que pagamos todos los mexicanos durante décadas y ellos no. Así como también se han quedado callados sobre el bono sexenal que recibían al cambio de cada presidente de la republica mientras el resto de los trabajadores mexicanos nunca han recibido nada a cambio y que también forman parte del tejido social e infraestructura para el crecimiento la nación, es decir, ningún trabajo debe de ser considerado como más importante que otro.

El problema en el país sobre este tipo de manifestaciones es que no estamos acostumbrados a ejercer la ley y en donde los mismos directores de las escuelas son los que mayor culpa tienen en permitir el ausentismo de los maestros, ya que son ellos mismos los que deben de solicitar ala Secretaríade Educación Pública la sustitución de otro docente a la falta de uno para irse a marchar para pedir algo que en su tiempo estuvieron gozando y que además son los mismos directivos de cada escuela quienes deben de reportar ante las autoridades educativas para hacer cumplir el contrato que tienela SEPpara el despido sin goce de indemnización, así como lo hizo la directora de la escuela primaria “Ignacio Allende” de Saltillo y a la fecha ningún maestro se fue a la marcha de protesta.

Un reconocimiento para esta directora en no permitir que los docentes falten resultando de gran ayuda para el Secretario de Educación, José María Fraustro Siller, porque es imposible que él pueda saber el nombre de los manifestantes pero por otro lado nadie de la misma secretaria se pone las pilas para hablar a los planteles educativos exigiendo la lista de asistencia para facilitarle el trabajo a José María Fraustro Siller, en hacer cumplir el reglamento de la SEPy no dejar a miles de estudiantes sin clases. Por lo pronto ante la misma balconeada que se dieron los maestros, los coahuilenses dicen por hoy “todos coludos o todos rabones” y esto va para el resto de los docentes del país que se dejaran venir. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org

Comentarios con Facebook