Veneno Puro

RAFA LORET
Por Rafael Loret de Mola

*¿Éxito en Davós?

*Trampas para LA

*Irán nos Derrotó

 Todo parece indicar que al presidente Enrique Peña Nieto no le fue también durante el reciente Foro Económico Mundial de Davós, Suiza, como divulgaron los voceros gubernamentales. De hecho, el anuncio de que había obtenido una línea de inversiones por siete mil millones de dólares. Suena bien sólo que las oposiciones subrayan un elemento esencial: es necesario que tales se queden y produzcan en México y no sean sólo un anzuelo para obtener ganancias multimillonarias sin crear siquiera más que empleos perentorios. Igual que como sucede con los hoteles “todo incluido”, con capitales hispanos específicamente, que tanto promueve la Secretaría de Turismo.

En circunstancias parecidas, la gran empresa petrolera rusa Lukoil signó un “acuerdo de cooperación con PEMEX para la exploración y la PRODUCCIÓN del petróleo, es decir involucrándose en toda la cadena tal y como se temía desde el principio. Ahora bien: las posibilidades de este proyecto, de hecho ya en marcha, podría servir para frenar las ambiciones desatadas de los consorcios de Estados Unidos y España que ya hicieron sus ofertas bajo la medida de la oferta en cuanto a los riesgos exhibidos por la violencia en varias regiones del país, incluso Chiapas en donde ya se descartó construir otra refinería… para dar respuesta a la creciente demanda de nuestro crudo “rentado” bajo contratos.

Los peligros están a la vista. El viernes 24 de este mes de enero, en Argentina, una serie de medidas “populistas” lograron detener las presiones de la empresa petrolera Shell –la primera en la lista de las futuras inversiones en México-, que ordenó la compra de tres millones de dólares disparando su precio de siete pesos con veinte centavos a ocho pesos –argentinos, claro- con cuarenta céntimos. Con ello, a decir de los voceros de la administración de la arrinconada presidenta Cristinita Fernández viuda de Kirchner –debe honrarse al marido que devolvió el matriarcado a la sufrida nación sudamericana-, la compañía estadounidense pretendía una oleada especulativa que diera al traste con la economía de su país elevando la divisa verde hasta trece pesos por unidad lo que hubiera significado un desastre en todos los renglones de la vida institucional, incluyendo la endeble posición de la presidenta, rebasada por las demandas sociales.

Si en Chile, en 1973, fue la telefónica norteamericana ITT la que generó el golpe de Estado cuya víctima central fue el presidente Salvador Allende Gossens, quien se suicidó el 11 de septiembre de 1973 antes de sufrir la humillación de ser asesinado; en este 2014 las estrategias han cambiado muy poco: a través de las compañías petroleras, con la Shell en posición relevante, se intenta alinear a las naciones del continente para asegurar con ello los intereses estadounidenses. Nada ha variado en cuarenta y un años. Y en mucho ello se debe a la escasa unidad –el bloque o club que prometió el extinto ex mandatario gaucho Raúl Alfonsín en 1986-, de los gobiernos de las naciones al sur del Bravo.

Los antecedentes son bastante negativos y explican, lo mismo que en México, la finalidad de sostener la especulación abierta con las reservas en dólares. ¿Cómo es que no se establecen mecanismos para usar nuestras reservas, en el nivel de 176 mil 500 millones de dólares, para dinamizar el desarrollo nacional y sí, en cambio, el Banco de México corre para rescatar a los consorcios financieros del exterior cuando requieren dólares frescos para paliar las crisis recesivas en sus naciones de origen, como fue el caso del Citibank-Banamex en pro de Estados Unidos y de Santander y el BBVA-Bancomer, al rescate de la retorcida España de nuestros días. ¡Cuidado con los cantos de sirenas provenientes de estas fuentes de ingresos convertidas en auténticos molinos de viento contra los cuales luchaba el Quijote de Cervantes!

Venezuela, al mando de Nicolás Maduro Moros, quien se pretende el espíritu socarrón de Hugo Chávez Frías pero sin su carisma ni su capacidad para la intriga, comienza a sentir los efectos del aislamiento o, más bien, las presiones del exterior para que cambien las rutas de su petróleo en pleno auge de la manipulación cambiaria y mientras Estados Unidos protege sus reservas mientras agota la de los demás. Tienen, de hecho, dominio sobre el crudo mundial, tras su victoria en Irak, por cien años cuando menos.

Por lo pronto, los venezolanos han amanecido estos días con una nueva ley orgánica de “precios justos” que equivale, en no pocos casos, al destierro de comerciantes y empresas del exterior. De hecho, varias aerolíneas, entre ellas la United Airlines, han optado por suspender sus vuelos aislando, un poco más, a la bolivariana nación. Por si fuera poco, el señor Maduro anunció su propósito de expropiar a las industrias y empresas que no se sometan a los precios caprichosamente determinados en la oficina presidencial. Tal, por supuesto, lejos de elevar la confianza popular ha puesto en jaque a la hermana república sudamericana que, en cualquier momento, de ampliarse quiebras y estatizaciones, podría originar un efecto expansivo que llegaría a México a finales de este mismo año… con todo y las reformas optimistas –para el sector gubernamental- si bien impopulares.

Mirador

El régimen de Argentina, de manera unilateral, decidió posibilitar la compra de dólares –los que queden en su mercado- para abrir incluso cuentas en esta divisa en sus bancos, para evitar la artera especulación. Pero, ¿qué sucederá cuando no tengan dólares para ofrecer? No tendrán otra salida que las devaluaciones como se propuso, desde un principio, la embestida de la Shell que, seguramente y cuando llegue el momento –uno o dos años-, podrá hacer lo mismo en México al punto de regentear a los gobiernos vulnerables, nada más alejado de los propósitos generales. Nunca la subordinación ha sido una salida digna… ni eficiente.

Para algunos observadores, tras la promulgación de la reforma energética en México, comenzaron los detonantes para “revivir” una suerte de guerra por el petróleo que incluso fue condenada por los demócratas que hoy gobiernan en los Estados Unidos. No se olvide que en la campaña de 1999 –en competencia con la reelección de Bush junior-, la esposa del candidato de esta filiación, Teresa de Kerry –su marido es hoy el jefe del Departamento de Estado-, condenó uno de los ejes de la maldad de los republicanos encabezados por el segundo Bush asentado en la Casa Blanca: la invención de “guerras” para apoderarse del petróleo ajeno; por desgracia, el de México está demasiado cerca de la frontera con la Unión Americana.

La Anécdota

Para colmo, y he aquí una de las paradojas mayores, la comparecencia del presidente Peña en Davós fue apenas motivo de interés por parte de los participantes: se estima que sólo una cuarta parte de ellos estuvieron presentes en la hora de su conferencia en donde ofreció grandes facilidades con base a las reformas ya avaladas y promulgadas a pesar de las amenazas de los radicales. A cambio de ello, el presidente de Irán, Hassán Ruhaní, habilidoso, no sólo refrendó las propuestas mexicanas sino que las acrecentó ganándose así el interés de los presuntos inversionistas en el renglón. Para un país con grandes dificultades financieras, presionada por los Estados Unidos y beligerante en cierne, las ofertas pueden resultar excepcionales aunque tengan forma de saqueo; la comida es primero.

Y no es que se tenga el complejo del “mal de muchos”, pero el mandatario mexicano no pudo equipararse porque, con ello, perdería todo vestigio de moral histórica y podría incluso poner en riesgo la estabilidad política del país ya de por sí en etapa compleja por el divisionismo en cada uno de los partidos políticos. Podría, entonces, concluirse que el señor Peña Nieto, pese a sus empeños y los respaldos corteses de los ex presidentes Erenesto Zedillo y Felipe Calderón, presentes en el Foro Económico Mundial, no pudo retornar con una alforja rebosante salvo las promesas de una línea de inversiones hasta por 7 mil millones de dólares… que sólo servirán para ampliar los dividendos de las compañías interesadas en comprar a precios de oferta, simulando estar interesadas en el desarrollo de México.

¿Y el doctor Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda, no es capaz de decirle la verdad al presidente de la República?¿Prefiere conservar su condición de “presidenciable” a costa de la mala fortuna de México y la consiguiente urgencia de solicitar mayores “respaldos” a las grandes potencias del “primer mundo”? Tales son las cuestiones a resolver.

– – – – – – – – – – – –

Web: www.rafael-loretdemola.mx

E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com

EN ESTE MUNDO GLOBALIZADO Y BAJO LAS RESTRICCIONES QUE NOS DICTAN LAS POTENCIAS DEL ORBE -¿SIRVE PARA EL DESARROLLO SUSTENTABLE EL QUE NOS SITÚEN DENTRO DE LAS VEINTE ECONOMÍAS MÁS “FUERTES” DEL MUNDO?-, SÓLO CABRÍA BUSCAR AL VIEJO ESQUEMA, TAN MARGINAL AHORA Y TAN ABANDONADO, DE LA UNIDAD LATINOAMÉRICA. SI MÉXICO HUBIESE VISTO HACIA EL SUR, Y NO HACIA AL NORTE, A FINALES DE 1993, CUANDO SE SIGNÓ EL TRATADO DE LIBRE COMERCIO DE AMÉRICA DEL NORTE –POR MÉXICO LO HICIERON CARLOS SALINAS Y MANUEL CAMACHO SOLÍS, ENTONCES PRESIDENTE Y CANCILLER RESPECTIVAMENTE-, ACASO LAS CONDICIONES SERÍAN OTRAS. PERO LOS NIÑOS DE HARVARD SE IMPUSIERON Y HOY UNO DE ELLOS, CAMACHO, INTENTA TOMAR UNA POSICIÓN IZQUIERDISTA QUE LE REDIMA. DE FARSANTES ESTAMOS LLENOS.

Comentarios con Facebook