Republicanos descartan reforma migratoria en EU este año

Migrante-642x222

Washington, 5 feb (PL) Líderes republicanos en Estados Unidos desestimaron hoy que el Congreso avance este año en la aprobación de la estancada reforma migratoria integral, la cual podría quedar para 2015.

Aunque la semana pasada los del partido opositor presentaron varios principios para avanzar en el tema y la Casa Blanca mostró su optimismo al respecto, los conservadores ahora se muestran reacios a hacer algo en un año en el cual tendrán lugar las elecciones parlamentarias.

Los del denominado partido rojo buscan aumentar seis escaños en el Senado para hacerse de su control y tratar de mantener la mayoría en la Cámara de Representantes, resaltó el diario The Charlotte Observer.

Pienso que es un error que tengamos una batalla interna en el Partido Republicano este año sobre la reforma de inmigración, explicó el representante por Idaho, Raúl Labrador, a reporteros.

Pienso que cuando recuperemos el Senado en 2014, una de las primeras cosas que deberíamos hacer después de resolver ciertos asuntos económicos, es atender el asunto de inmigración, complementó.

Labrador fue uno de los ocho miembros de la Cámara baja que el año pasado trabajaron en un proyecto bipartidista sobre inmigración, si bien luego abandonó las negociaciones, recordó la publicación.

Por su parte, el representante por Texas, Joseph Barton, manifestó a la prensa que todavía no es el momento de colocar la reforma al frente de la agenda legislativa, y añadió que los republicanos deberían utilizar los principios expuestos hace una semana para comenzar a dialogar con los hispanos.

La plataforma conservadora se muestra favorable a legalizar a los indocumentados, pero entregarles la ciudadanía solo a los llamados “dreamers”, los estudiantes o miembros de las Fuerzas Armadas que llegaron irregularmente al país siendo niños.

Aunque la iniciativa fue calificada de alentadora por la Casa Blanca, el presidente Barack Obama rechazó avalar una legislación que cree “dos categorías” diferentes de personas en el país.

El Senado avanzó en junio pasado en un proyecto que posibilita la naturalización de quienes residen de manera ilegal en el país en algo más de una década.

La mayoría republicana en la Cámara de Representantes mantiene en vilo la propuesta, negada a legalizar el estatus de los millones de mujeres y hombres sin papeles, por considerar que se les estaría ofreciendo una “amnistía”, tras violar las leyes del país.

Republicanos como el representante por Wisconsin y presidente del Comité Presupuestario de la Cámara baja, Paul Ryan, también ha puesto en duda que la reforma migratoria se apruebe en los próximos 11 meses y pertenece al grupo de quienes consideran de mayor prioridad el reforzamiento de la frontera.

La reforma migratoria es una de las máximas prioridades de la administración Obama para su segundo mandato, tras permanecer incumplida como promesa electoral.

Comentarios con Facebook