Tregua olímpica por Sochi-2014, una esperanza de paz

sochi_2014

Naciones Unidas (PL) En un mundo azotado por conflictos que siembran desesperanza, una nueva oportunidad para la paz se abre con la tregua olímpica convocada por la Asamblea General de la ONU ante la cercanía de los juegos de invierno Sochi-2014.

Una vez más, el deporte está llamado a convertirse en instrumento de entendimiento, amistad y solidaridad entre los seres humanos, en un contexto marcado por la destrucción y muerte que dejan crisis como las de Siria o Sudán del Sur, y la escalada de ataques terroristas en el Oriente Medio.

“Apelo solemnemente a todos los Estados miembros a demostrar su compromiso con la tregua olímpica para los XXII Juegos Olímpicos y los XI Paralímpicos de Invierno Sochi-2014”, señaló a finales de enero el presidente de la Asamblea en su 68 período de sesiones, John Ashe.

El pedido a detener todos los conflictos se basa en una resolución aprobada en noviembre último por la Asamblea, que propuso el alto el fuego siete días antes de la inauguración, de la cita olímpica, el 7 de febrero, hasta una semana después de la clausura, el 16 de marzo, de la paralímpica.

En una plenaria del principal órgano de Naciones Unidas -porque acoge en igualdad de condiciones a los 193 países de la Organización- el diplomático de Antigua y Barbuda hizo un pedido particular a las partes enfrentadas en diferentes crisis en el planeta

“Llamo también a los participantes en actuales conflictos armados alrededor del mundo a acordar un cese del fuego mutuo durante la duración de la tregua”, precisó.

Según Ache, este paso representaría una oportunidad de resolver las disputas de manera pacífica, en sintonía con los principios de la Carta de la ONU.

Además, abre espacios para que los gobiernos adopten pasos concretos encaminados a promover y fortalecer la cultura de la paz y la armonía que encierran la convocatoria.

En 1992, el Comité Olímpico Internacional (COI) renovó la tradición original de detener las hostilidades durante los juegos, practicada en la antigua Grecia.

Al año siguiente, la Asamblea General comenzó a adoptar resoluciones previas a las citas olímpicas.

Apenas unos minutos antes de que la plenaria de la Asamblea adoptara, a finales del año pasado, la iniciativa para Sochi-2014, el presidente del COI, Thomas Bach, destacó que el deporte debe ser parte del proceso de búsqueda de la paz mundial.

 

TREGUA SIMBOLICA, LLAMADO A PONERLA EN PRÁCTICA

Las resoluciones de la Asamblea General carecen de carácter vinculante, lo cual explica el calificativo de simbólica que suele acompañar a la tregua olímpica.

Sin embargo, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, manifestó el 31 de enero -el día de entrada en vigor del cese de hostilidades- sus expectativas de que sea escuchado el pedido.

En un mensaje a la comunidad internacional, el diplomático sudcoreano también demandó deponer las armas a las personas involucradas en conflictos alrededor del planeta, en aras de abrazar los ideales olímpicos.

Ban explicó que la tregua constituye una oportunidad para pueblos y gobiernos de dejar a un lado sus diferencias y buscar los caminos de la paz duradera, la prosperidad y los derechos humanos.

“Los participantes en Sochi-2014 representarán a diversos países, pero estarán unidos bajo la igualdad, el juego limpio, el respeto mutuo y la no discriminación”, dijo.

Más allá de simbolismos y tradiciones, el llamado a bajar las armas es una manifestación del deseo de la humanidad de vivir en un mundo en el que prevalezcan la coexistencia pacífica y la solución de cualquier diferencia mediante el diálogo.

 

LA TRADICION GRIEGA

La tradición en la antigua Grecia de la tregua olímpica o ekecheiria (apretón de manos) nació en el Siglo VIII Antes de Cristo, con el objetivo de garantizar la celebración de los juegos de entonces en un ambiente de paz y fraternidad.

Con su entrada en vigor se detenían las hostilidades y de esa forma los atletas y sus familiares, los artistas y los caminantes podían viajar con seguridad hacia el lugar del evento, y regresar después a sus países.

De acuerdo con estudiosos, la sagrada iniciativa griega era uno de los pilares de los Juegos Olímpicos de la antigüedad.

Además, aseguran que la tregua era acatada por la inmensa mayoría de los enrolados en combates, y quienes se negaban, se exponían a la expulsión de los festivales deportivos y/o a multas.

En un tratado suscrito por las partes beligerantes en el Peloponeso -eleos, pisatios y espartanos- rezaba “Olimpia es lugar sagrado, quien ose pisar este suelo con fuerzas armadas será vituperado como hereje. Tan inicuo es también todo aquel que no vengue un crimen estando en su mano poder hacerlo”. Cuando estaba próxima la fecha de los juegos, los mensajeros de la paz o espondóforos hacían largas travesías para anunciar a todos los pueblos griegos que comenzaba el cese de hostilidades.

 

LOS JUEGOS DE INVIERNO SOCHI-2014

Las citas olímpica y paralímpica de la ciudad rusa de Sochi acogerán a más de seis mil atletas, entrenadores y árbitros, de alrededor de 90 países.

Del 7 al 23 de febrero los deportistas competirán en 98 eventos medallistas de 15 disciplinas, entre ellas biatlón; esquí acrobático, alpino y de fondo; patinaje artístico y de velocidad, hockey sobre hielo, saltos de esquí y snowboard.

Por su parte, los atletas con discapacidades lidiarán del 7 al 16 de marzo, en 72 eventos: curling con silla de ruedas, biatlón, esquí alpino y de fondo, y hockey sobre hielo.

Canadá, Alemania, Noruega, Estados Unidos y los anfitriones aparecen con las mayores opciones de encabezar el medallero.

En los anteriores juegos, celebrados hace cuatro años en Vancouver, Canadá, los locales dominaron con 14 de oro, siete de plata y cinco de bronce; seguidos por Alemania (10-13-7), Estados Unidos (9-15-13) y Noruega (9-8-6).

Grandes expectativas despiertan deportes como el patinaje artístico y el hockey sobre hielo, los primeros en oficializarse como disciplinas olímpicas de invierno, aunque también formaron parte, a principios del pasado siglo, de eventos de verano.

Difícil resulta predecir quienes lograrán el título entre los patinadores individuales de hombres y mujeres, o en las parejas, a partir de la calidad de representantes de Rusia, Canadá, Estados Unidos, China, Surcorea, Japón y Alemania.

No menos reñidas serán las competencias de hockey sobre hielo, sobre todo en la categoría masculina, por el nivel de los monarcas olímpicos vigentes de Canadá, y las escuadras de Estados Unidos, Rusia, República Checa, Finlandia y Suecia, plagadas de estrellas de la liga profesional norteamericana.

Las Olimpiadas de invierno se realizaron por primera vez en Chamonix, Francia, en 1924; y el debut de los atletas con discapacidades se produjo en 1976, en la ciudad sueca de Ã-rnsköldsvik.

Comentarios con Facebook