Vaticano responde a críticas de la ONU

vaticano-san-pedro-misa-papa

Roma, 5 feb (PL) El Vaticano consideró hoy que las críticas a la Iglesia católica realizadas por el Comité de la ONU sobre Derechos del Niño distorsionan los hechos y no toman en cuenta las acciones desplegadas en los últimos tiempos.

El arzobispo Silvano Tomasi, representante de la Santa Sede ante las Naciones Unidas en Ginebra, respondió de esta forma a un informe divulgado hoy, en el cual se cuestiona el desempeño de la curia romana con respecto a los abusos sexuales a menores cometidos por prelados.

En declaraciones a Radio Vaticana, Tomasi recordó que en los últimos meses se han tomado varias medidas para la protección de los niños y la penalización de los autores de estos delitos, lo cual no fue tomado en cuanta por la agencia de la ONU.

Agregó que en consecuencia, el reporte esta desactualizado, pese a que una delegación del Vaticano explicó las acciones más recientes durante un encuentro con ese Comité celebrado en enero último.

El arzobispo manifestó estar sorprendido por el matiz negativo del informe, pues “resulta difícil encontrar otra institución o estado que haga más que la Santa Sede en materia de protección a menores”.

Por otro lado, según un comunicado de la oficina de prensa, el Vaticano tomó nota, como corresponde, acerca de las conclusiones emitidas por la entidad de la ONU para su posterior estudio, y reafirmó su compromiso con la defensa de los derechos infantiles.

No obstante, lamentó que en algunos puntos, el documento interfiriera en cuestiones internas de la Iglesia católica, referidas a sus enseñanzas acerca de la dignidad humana y el ejercicio de la libertad religiosa.

El informe de la ONU, divulgado hoy en la mañana, criticó a la Santa Sede por sus posturas frente a temas como la homosexualidad, el matrimonio entre personas del mismo sexo y el aborto.

Con respecto a los abusos a menores, el Comité instó al Vaticano a remover inmediatamente a todo personal eclesiástico sospechoso de haber cometido estos delitos, así como entregarlos a la Justicia para que respondan ante ella por sus violaciones.

En la reunión bilateral celebrada el 16 de enero, representantes católicos informaron que el papa emérito Benedicto XVI expulsó durante su pontificado (2005-2013) a 400 clérigos a causa de denuncias por abusos sexuales.

Asimismo, entre las medidas recientes resaltaron la creación en 2013, por disposición del papa Francisco, de una comisión dirigida a evitar nuevos casos de este tipo, así como ayudar a las víctimas.

Según el anuncio, la entidad tendrá entre sus competencias coordinar asistencia psicológica para los agredidos, informar a la Santa Sede acerca de la evolución de los casos y tomar medidas contra los culpables.

Otros de sus deberes son formar con más rigor el personal que trabajará con niños, instituir protocolos para determinar su idoneidad, investigar los antecedentes penales de estos individuos y establecer códigos de conducta profesional en este sentido.

Comentarios con Facebook