LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Suman 110 nietos recuperados de la última dictadura argentina

7364_abuelas_de_plaza_de_mayo

Buenos Aires, 6 feb (PL) Las Abuelas de Plaza de Mayo anunciaron hoy la recuperación y devolución de identidad de la nieta 110, desde que se dio a la ardua tarea de restituir a los niños cuyos padres fueron desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar.
La organización de derechos humanos precisó que se trata de la nieta robada de Vilma Sesarego, una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo.
El tío de la hoy joven, Rodolfo Gutiérrez, remarcó en la conferencia pública en la que se hizo el anuncio esta tarde que “soy un convencido de que la vida siempre le gana a la muerte y esta es la muestra. Fue un embarazo de 37 años”.
La joven es hija de Oscar Guitiérrez y Liliana Isabel Acuña, explicó Estela de Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo, y subrayó que es la nieta de una de las 12 fundadoras del organismo, Vilma Sesarego.
De Carlotto relató que la joven se acercó a la organización el pasado 31 de octubre incentivada por unas amigas y por su entorno.
Luego de conversar con un equipo de expertos quienes verificaron que los datos concordaban con el de una de las familias, enviaron el caso a la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad, en la cual se realizó un rápido examen genético de ADN.
El banco de datos genéticos informó la víspera a las Abuelas de Plaza de Mayo la identidad real de la joven que ahora está procesando esta información, señaló De Carlotto.
Cuando ella lo desee -indicó- se hará el encuentro con los tíos, primos, sobrinos y otros nietos.
“Estamos disfrutando este triunfo de la verdad sobre la mentira y del triunfo del amor. La nieta está muy bien. Vino el año pasado a buscarnos y el Banco nos llamó ayer para decirnos que es una nieta nuestra”, expresó la defensora de los derechos humanos en declaraciones a la prensa.
En la búsqueda y restitución de identidad, la unidad fiscal especializada en esta labor de la Procuraduría General de la Nación desde su creación en 2012 inició 51 investigaciones sobre apropiación ilícita de niños durante la dictadura.
La Unidad, a cargo del fiscal Pablo Parenti, ha logrado abrir causas judiciales a 73 personas que están siendo procesadas y otras 71 que ya fueron sentenciadas por delitos vinculados al robo de niños durante el régimen castrense.
En conversación con Prensa Latina, el congresista Horacio Pietragalla, uno de los niños restituidos, preciso que ya son 110 chicos, hoy hombres y mujeres jóvenes, que han recuperado su identidad, 98 están actualmente con vida, mientras se buscan arduamente otros 399 nietos más.

Comentarios con Facebook