Emancipación de la mujer, un fuerte reclamo en Naciones Unidas

mujeres-jovenes-nayarit

Naciones Unidas, 8 feb (PL) En momentos en los que la comunidad internacional perfila los nuevos objetivos de desarrollo, diversas voces reclaman desde Naciones Unidas incluir la emancipación de la mujer y la igualdad de género entre las prioridades.
Al menos 800 féminas mueren a diario por cuestiones prevenibles relacionadas con el embarazo y el parto, una de cada tres sufre violencia, y abundan los matrimonios forzados en detrimento de la educación y el futuro de muchas adolescentes.
También son menos pagadas que los hombres por el mismo trabajo, se violan sus derechos, suelen ser marginadas de la vida política o los procesos de paz en zonas de conflicto y las campesinas ven limitadas sus posibilidades de acceso a créditos, fertilizantes, semillas y la propiedad de la tierra.
Por si fuera poco, en algunas regiones resultan víctimas de prácticas ampliamente rechazadas, como la mutilación genital, un fenómeno que afecta a más de 125 millones de mujeres, el cual de continuar su actual tendencia pudiera perjudicar a 86 millones de niñas para 2030.
“El marco post-2015 debe basarse en los derechos humanos, la igualdad y la no discriminación (…), con la emancipación de la mujer como una de las claves del desarrollo socio-económico”, afirmó aquí la directora ejecutiva de ONU-Mujer, Phumzile Mlambo-Ngcuka.
La funcionaria intervino en la octava sesión del Grupo de Trabajo Abierto de la Asamblea General sobre las Metas del Desarrollo Sostenible, foro celebrado esta semana de cara al nuevo programa de progreso social previsto a partir de 2015, cuando vencerá el plazo de cumplimiento de los Objetivos del Milenio.
Según la exvicepresidenta sudafricana (2005-2008), el Siglo XXI tiene que ser el momento y el lugar para vencer los obstáculos que impiden el pleno respeto a los derechos de las féminas y el aprovechamiento de su gran potencial.
Solo el compromiso y la voluntad política pueden superar tan oscuro panorama, partiendo por incorporar la emancipación femenina en la agenda de desarrollo post-2015, e integrando los indicadores de género en todos los campos a considerar, entre ellos el empleo, la energía sostenible, la educación y la salud, advirtió Mlambo-Ngcuka.
La parlamentaria cubana Mariela Castro también consideró clave para el progreso de la humanidad la igualdad de la mujer y su acceso sin exclusiones al derecho a la vida y a servicios básicos gratuitos y de calidad.
En el propio foro, la directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) de la isla respaldó la inclusión de esas prioridades en el nuevo marco de desarrollo sostenible, para el cual calificó de inapelable e imprescindible el fin de la discriminación de las féminas.
Mariela Castro expuso que para cambiar la dramática situación de millones de mujeres, urge una agenda defensora de su salud y empoderamiento, así como de la igualdad de género.
Es inadmisible que en pleno siglo XXI, los derechos de las mujeres sigan siendo ultrajados, y que después de tantos discursos, convenciones y consensos, en la mayoría de los países las mujeres perciban un salario inferior al de los hombres por igual trabajo; o que se vean obligadas a elegir entre la muerte y la cárcel cuando necesitan interrumpir un embarazo no deseado, dijo.
Diplomáticos de diversas naciones y continentes coincidieron en la importancia del tema, y en las lagunas sobre el mismo en los objetivos vigentes, uno de ellos centrado en la eliminación de las desigualdades de género en la educación.
También el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, demandó compromiso con esta causa.
“Estamos cerca del 20 aniversario de la Conferencia y el Plan de Acción de Beijing (…), desde entonces hemos visto muchos progresos, pero aún demasiadas mujeres sufren discriminación y violencia”, subrayó el pasado martes, durante un encuentro con Mlambo-Ngcuka y la exsecretaria norteamericana de Estado Hillary Clinton.
Ban reiteró el empoderamiento de las féminas entre las prioridades de Naciones Unidas, en sintonía con las medidas propuestas entonces en la capital china.

Comentarios con Facebook