“VIVIANA ROCCO: ENTRE HEDONISMO Y REALIDAD”

ILUSTRACION VIVIANA ROCCO
Por Rafa Ramirez

Las cinco de la tarde marca el reloj, a lo lejos se escucha la canción “Gitana” de la cantante colombiana Shakira; entre el vaivén de la gente y los claxonazos del típico tráfico del Centro Histórico de la Ciudad de México, estamos a la espera, con incógnitas y expectativas, con inquietudes y cuestionamientos, frente a nosotros, el monumental Palacio de Bellas Artes. Dos minutos después, hace su arribo con paso firme, pero ligero, claramente se observa el contoneo de su cintura, el movimiento de su cabello completamente arreglado y su vestimenta juvenil, pero de diseñador, el maquillaje perfecto en su rostro  y su actitud de “Femme Fatale”, enmarcan perfectamente su llegada, como “partiendo plaza”, se acerca, sonríe y saluda, ante el asombro de un servidor y su equipo de colaboradores; se presenta la imagen de una mujer muy guapa, segura de sí misma, con clase, estilo y elegancia, no cabe la menor duda, es ella, simplemente Viviana.

Avanzamos en su compañía, hasta una de las cafeterías típicas de ésta Ciudad, en el trayecto, los hombres no pueden dejar de admirarla y las mujeres, no dejan de observarla, con cierto aire de envidia; llegamos por fin a nuestro destino, nos sentamos y es ahí donde comienza la charla, con una actitud positiva, desenfadada y más que agradable, sonríe y me comenta: “soy Viviana Rocco, fotógrafa”, inició relatándome, que en ese mismo cuerpo femenino que ahora ella ostenta, de origen, se albergó un ente masculino de nombre Ulises, quien a los cinco años de edad, supo perfectamente que no era él, sino ella, pero justamente por la sobrecarga y presión social de esos momentos, tenía que continuar su vida como varón, creciendo y desarrollándose como tal, hasta la juventud, realizando una carrera profesional, con maestría como fotógrafo, teniendo así, la posibilidad de vivir en diversas partes del planeta, siendo un hombre por demás atractivo, muy parecido a su padre, un joven “de familia”, pues la integración familiar era de mucho agrado para él, por ello, de entrada no contempló la posibilidad de ser travesti, transgénero o transexual, pero derivado de su trabajo, tuvo la posibilidad de convivir con travestis, invitándolos a participar en sus imágenes, en sus fotografías, en sus obras.

Paulatinamente, comenzó a travestirse en algunas fiestas de disfraces, pero viviéndose hasta ese momento, como un joven gay, que simplemente lo hacía de entrada, porque la ocasión lo ameritaba, por diversión; pero derivado de ello, observó la atracción que generaba hacia los integrantes del sexo masculino, al verse él mismo, como una persona femenina, eso le agradaba y en mucho, pues cuando lo comenta, sus ojos se iluminan y su rostro proyecta una alegría y comodidad indescriptible, pero desconociendo por completo, todo lo que el mundo “trans” implicaba hasta ese momento. Pero no fue, sino hasta que cumplió los treinta años de edad aproximadamente, cuando le invitan a participar en un concurso de belleza, donde gana y eso genera que poco a poco, se desarrolle esa evolución personal, hasta que Ulises desaparece por completo, dando paso a un ser humano completamente femenino, de nombre Viviana, siendo así, que aún recuerda a la perfección, su primer vestuario  que definiría el rumbo de su vida como mujer trans.

Siempre glamorosa,  con un estilo definido e inmersa en el mundo de la moda, tanto por su vida laboral, como por su gusto personal, Viviana Rocco, en la actualidad, es una mujer encantadora, que nos comenta, que al inicio de su vida como mujer de 24 horas al día; gran parte de sus amistades, le retiraron la palabra, pero muchos otros, afianzaron esa relación afectiva, de lealtad y compromiso, que va más allá de roles de género, de orientaciones sexuales o de tabús de falsa moralina, dice estar muy agradecida con el mundo gay, pues según sus palabras, fue el único espacio que la albergó y le dio trabajo, cuando recién “nacía” la mujer y gracias a muchos de sus conocidos de este ambiente, consolidó una trayectoria como fotógrafa, encontrando un mercado laboral, ampliamente nutrido y generando también, la posibilidad de encontrar espacios culturales, donde pudo exponer su trabajo en varias ocasiones. Para ella, el significado de la palabra respeto, es vital en su mundo y en todo lo que desarrolla, pues según su perspectiva, vivimos en un mundo muy “caduco”, donde los valores y los principios fundamentales de la humanidad, se han perdido por completo.

Dice no sentirse una persona frívola, ególatra y mucho menos personalista, a pesar de estar inmersa en un mundo tan competitivo, como lo es el mundo de la moda, de la imagen, de la fotografía; se auto-define como una mujer orgullosa por sus logros, por sus éxitos, por su vida y su evolución como ser humano, como persona, como mujer. Dice detestar a las personas que discriminan, que ofenden, que laceran la dignidad de otras personas, que en ignorancia, generan un odio innecesario hacia los y las demás. En la actualidad se encuentra grabando una película documental del cineasta Daniel Reyes, un largometraje que en breve será estrenado, éste proyecto lleva como título “trans”, donde se plasmará parte de las vivencias de Viviana Rocco, para resaltar la vida real y cotidiana de ésta mujer, que como muchas otras, tiene un sinnúmero de cosas por decir, por mostrar, por contarle al mundo y que seguramente permitirá, a través de la lente de Reyes, generar una visión mucho más adecuada, acertada y puntual sobre la vida de una mujer transexual o transgénero, donde la propia Viviana Rocco, es co-productora de dicho largometraje, teniendo la posibilidad de invitar a personas y personajes de éste mundo trans y del colectivo LGBTTTI, a participar dentro de dicho documental.

Sin duda, la historia de ésta mujer trans, es una historia de éxito, en lo profesional, en lo personal y en lo sentimental, pues nos comenta que ha tenido la fortuna de ser muy amada, de tener relaciones sentimentales largas, estables y duraderas, aunque por el momento se encuentra soltera, pero muy feliz, es una mujer que entiende perfectamente la palabra compromiso en todos los sentidos, incluido el familiar; nos comenta que hace poco tiempo atrás, por desgracia, se enfrentó al terrible padecimiento del virus de “influenza”, que padeció su hermana, a quien cuidó y por quien estuvo muy al pendiente; donde ella, Viviana, fue testigo presencial, de la muerte de algunas personas,  que se encontraban de igual modo que su hermana, hospitalizadas y perdieron la vida, ante ésta terrible enfermedad, pero por fortuna su hermana, sobrevivió a éste padecimiento. Comentándonos que ella tiene tres hermanos menores que ella, a quienes ama, a quienes siempre enseñó a luchar por salir adelante con dignidad y con esfuerzo.

De igual manera Rocco, se considera activista por los derechos trans y de las mujeres en lo general, ella se mantiene firme contra la violencia de género, exponiéndole a la gente de su colectivo, en cada oportunidad que tiene, que la dignidad no debe perderse ante la violencia ni de las parejas, ni de las personas en lo general, tratando de explicarles que el amor propio es fundamental en todas las aristas de la vida. A ella le gustaría ser recordada cuando parta de este mundo, cuando muera, como una mujer que supo disfrutar intensamente su vida, como una mujer divertida, pero con bases personales, sólidas, firmes y definidas. Con muchos planes y proyectos a futuro, Viviana Rocco, nos muestra una cara del mundo trans, equiparado perfectamente, al de cualquier otra persona, de cualquier otro ser humano, de cualquier otro ciudadano o ciudadana;  sin el oscurantismo que falsamente, en el imaginario de la gente transfóbica, se genera en contra de éste colectivo, nos comenta que dentro de sus planes, tiene mucho por hacer todavía, como sacar un libro de fotografía, entre muchas cosas más, pues dice de manera literal que “su trabajo es su vida”.

Ella define su vida actual, “como una montaña rusa, con subidas y bajadas”, con altibajos, como la de cualquier persona, detesta la monotonía,  le gusta la evolución, el movimiento, el cambio permanente, los avances. Sin duda, gracias a ésta interesante charla, pudimos entrar brevemente al mundo de una mujer inteligente, trabajadora, alegre y por demás ubicada en su realidad, en su espacio y tiempo actuales; que no le gustan las etiquetas, que se define simplemente como una “mujer trans”, así de claro, así de contundente, pero feliz de ser quien es, simplemente Viviana Rocco.

Comentarios con Facebook