LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

FARC-EP denuncia necrosis de institucionalidad colombiana

farc-ep-chiedono-allunione

La Habana, 9 feb (PL) La guerrilla de las FARC-EP consideró hoy necrosadas las estructuras del gobierno colombiano y pidió la recomposición de la institucionalidad, en un contexto marcado por el episodio de las supuestas escuchas ilegales del ejército.

Tal postura fue expresada por Jesús Santrich, uno de los delegados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) que desde hace 14 meses realiza conversaciones en La Habana con el ejecutivo colombiano, para poner fin a un conflicto de más de medio siglo.

En diálogo con los medios de comunicación, Santrich se refirió al anuncio del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, de fortalecer la inteligencia lícita, es decir, de avanzar en la consecución de modernos equipos y reforzar la asesoría externa.

Al respecto, expresó que ello denota “una actitud a la defensiva frente a hechos contundentes que indican el estado de necrosis en que se encuentra la institucionalidad colombiana”.

Según develó la revista Semana, sectores del ejército, al parecer sin conocimiento del ejecutivo, habrían instalado desde 2012 una oficina en Bogotá, para interceptar ilegalmente comunicaciones de diversas personalidades de Colombia, que incluyó a miembros del equipo gubernamental participante en los diálogos de paz en La Habana.

Desde el Palacio de Convenciones de esta capital, Santrich dijo en torno a las interceptaciones, que “no hay confianza dentro del propio gobierno ni en el seno de las fuerzas militares”.

Unas fuerzas militares descompuestas y, por qué no decirlo, divididas, pues no es un secreto que el expresidente Álvaro Uribe y sus seguidores tienen fuerte influencia en un ala del ejército, denunció la insurgencia.

Lejos del ambiente de tranquilidad que debieran producir los diálogos de paz, “Colombia se debate en medio de una guerra sucia a causa del terrorismo de Estado” en la que se persigue a la oposición, donde cada día sobresalen múltiples denuncias por corrupción que comprometen a la clase política en el poder, agregó la guerrilla.

Ante tal situación, Santrich insistió en la urgente necesidad de la intervención del pueblo, manifestado a través de una Asamblea Nacional Constituyente por la Paz, como el mecanismo más viable e idóneo para recomponer la institucionalidad colombiana.

Comentarios con Facebook